Sin la gente correcta a nuestro lado, los sueños no se harían realidad: gracias.

La vida es una serie de acontecimientos inesperados que se convierte en un constante ir y venir; un aceptar y dejar ir; para los soñadores empedernidos como yo, suele convertirse en una batalla en la que a veces el tiempo se agota, o peor aún, las armas se pierden y el camino amenaza con ser duro, poco accesible, y un verdadero dolor de cabeza.

 

Hoy mientras miro en lo que me convierto, mientras la vida me pide a gritos que crezca, que cambie, que me desprenda de lo que yo solía ser, no puedo evitar escribir esta carta con los agradecimientos pertinentes a la gente que me marcó, pero más allá de la marca, que siempre creyó en mí, y que sembró en mí las ganas de ser alguien mejor en la vida.

 

A ti, que muchas veces me presionaste y me exigiste que fuera mejor, que estudiara más, que leyera más, que escuchara mejor, que amara más, y perdonara siempre; a ti, que me has acompañado en mis altas y en mis bajas, en las transiciones de ser una niña común y corriente, a ser una mujer con la suficiente autoestima como para conquistar el mundo.

 

Tú, que lo has visto todo de mí, cuando he despertado, cuando he dormido, cuando he fallado, cuando he pedido perdón; tú, que siempre viste en mí mi gran corazón, mis habilidades, mi potencial, y que, en vez de cortarme las alas, a tu manera, las cuidaste e hiciste de mí una guerrera con carácter.

 

Porque no siempre ha sido fácil y hemos tropezado diversas veces, pero en el dolor y el silencio hemos encontrado resiliencia, y nuevos comienzos. Es por eso que tengo la firme convicción de que, sin las personas correctas a nuestro lado, los sueños no se harían realidad, porque es bueno tener quien sea impulso y pilar, quien sea aplauso y paño de lágrimas.

 

Tú, quien me ha dado las herramientas para seguir, quien se preocupa por cómo estoy, por mi corazón roto, que yo esté bien donde sea que vaya. Tú que das y das a los demás, que tienes esos detalles que nadie más. Eres una de mis grandes compañías, porque desde que era pequeña no ha habido día en el que tú hayas desaparecido o me hayas hecho a un lado.

 

Hoy, que los sueños tomas forma de realidad, más que aplaudirme a mí, aplaudo a quienes no dudaron de mí, porque sin esos momentos de exigencia y disciplina junto con cultura y un viaje a Europa, yo no estaría donde estoy, yo no vería las cosas como las veo ahora, yo estaría limitada.

 

Me brindaste oportunidades, y has sido parte de ellas. Fuiste cómplice de tantas aventuras, pláticas, y aunque en algunas etapas sufrimos del frío de la distancia, hoy puedo decir que me sigue acompañando el calor de tu cariño, y que eso no lo cambio por nada. Gracias por ser parte de mí, por ser parte de lo que soy hoy.

 

De ti aprendí que podemos tropezar, pero nunca es tarde para comenzar de nuevo, para cerrar ciclos, para agradecer a la vida por lo que nos es dado, por cambiar, mejorar, por seguir en la búsqueda empedernida de nosotros mismos sin temor a descubrirnos demasiado viejos. De ti aprendí que hay que perseguir los sueños, cansar la suela de los zapatos, y seguir cuando se rompan.

 

De niña quería ser astronauta y estoy segura de que, si eso hubiera querido al crecer, me hubieras apoyado. Aunque al final lo único que aprendí de las estrellas es que no importa que mueran, su luz sigue siendo visible ante los ojos de los demás; porque su luz quedó plasmada en el tiempo, en la historia, y se convirtieron en guías para algunos. Eso quiero yo, que hasta muerta la gente mire al cielo y me recuerde como luz.

 

Un aplauso a ti, porque a pesar de los golpes de la vida te has mantenido firme y tengo la fortuna de estar a tu lado.

 

Para ti, tía, hecha de roble. Que, aunque no te gustan los abrazos, amor es lo que siempre sabes dar.

Texto por Arte Jiménez

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s