Carta a Martha, víctima de violación en Quito, Ecuador

Querida Martha: No estás sola. Nunca lo has estado. Nunca lo estarás. Tristeza provoca el…

Anuncios