Sexperiencias: ¿El succionador de clítoris es tan increíble como dicen?

Tal vez pensaste lo mismo que yo e imaginaste un aparato que aspira tu clítoris y lo pone a temblar, lo cual puede ser sumamente intimidante para muchas de nosotras, pero siento que debo decirte que no es para nada así. Cuando @ludaa.mx me escribió para ver que juguete quería probar, pensé en un succionador por tres motivos:

1) Llevo más de un año experimentando con diferentes juguetes y me sentía lista para el siguiente nivel (o sea, un succionador)

2) Tienen disponible en su tienda el modelo de SILA de Lelo, una marca que me encanta por su calidad.

3) Quería entender porqué habían tenido un boom en ventas y era tan aclamado.

Mi veredicto es sencillo: Me encantó. ¿Las razones? Te las cuento. Cabe aclarar que mi experiencia puede ser muy distinta a la de otras mujeres o personas con vulva; no todas reaccionamos igual a diferentes estímulos externos, además de que podemos buscar cosas muy distintas, si tú quieres probar un succionador es importante que consideres que: Es un estímulo focalizado e intenso en la mayoría de los modelos. La razón por la cual elegí a SILA es que justamente su boca está más abierta, lo que hace que las vibraciones se expandan por toda la vulva y no solo se centre en el clítoris, de igual forma me gustó que es sutil y delicado.

SILA permite una estimulación gradual que en su máxima potencia alcanza la intensidad de otros modelos como el SONA, el modelo más popular de Lelo. Una de las grandes diferencias, es como lo mencioné antes, su boquilla más abierta y suave la cual se adapta perfectamente bien a la vulva, no causa incomodidad, aunque es muy importante que para poder tener una experiencia placentera, uses lubricante a base de agua.

Te recomiendo ampliamente tener un jugueteo previo a usar a SILA, ya sea tocarte un poco con tus manos hasta lubricarte un poco más o estimular tus zonas erógenas con aceite, ya que si colocas el juguete a la primera en tu vulva puede ser un poco intenso, además de que no hay como construir toda una atmósfera y disfrutarlo el más tiempo posible.

Lo que yo recomiendo es que, aprovechando que es un juguete que puede sumergirse hasta un metro en agua, lo uses en tina o regadera, el agua es un factor que puede dar un toque especial a ese encuentro pues la humedad y la vibración en el agua produce más placer. Otra forma de usarlo que puede ser delicioso es en el sexo con tu pareja; si hay penetración puedes colocarlo en tu vulva, lo que llevara a una sensación más intensa.

Para añadir dinamismo a tus encuentros también puedes usarlo para estimular tus zonas erógenas como los pezones, el cuello, los labios externos; variar en la presión con la cual sostienes el juguete también puede gustarte, al menos en mi caso es una de las cosas que más disfruto hacer con toda la variedad de juguetes que existen, este incluido.

Cuando yo lo uso hace que termine mucho más rápido que de costumbre, por lo que recurro a la técnica del edging, la cual consiste en que cuando sientas que estás por tener un orgasmo, desaceleres y lo aplaces, esto hará que, además de durar más tiempo, el final sea más profundo, fuerte.

Espero que lo que te he dicho aquí funcione para poder mejorar tu experiencia usando a SILA o cualquier succionador de tu gusto. Si deseas adquirir uno como el mío, te dejo e link aquí.

¡Disfrútalo! Es de las cosas más ricas que he probado, garantizado. Acá te dejo un video que hice sobre este juguete hace unos meses:

Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario