Otra vez me silbaron en la calle.

Un día más en donde abro mi closet y no, no me pongo ese vestido que me quise poner desde hace meses, opté por unos jeans porque así me expongo a menos miradas en la calle.

Y salgo, evitando la esquina en la que me chiflaron hace 3 días, pasando rápido si un hombre está cerca de mí, evitando las calles solitarias, evitando lugares oscuros.

Salgo, sudando si veo algo sospechoso, porque no quiero ser yo la que falte, no quiero salir en las noticias, no quiero que este sea mi último día, no quiero morir en manos de un maldito.

Porque a otra le pasó, porque a ella no la encontraron, porque salimos a gritar su nombre pero se volvió una estadística más. Porque no apoyaron a su familia, le dijeron que «esas cosas pasan», que se dieran por vencidos, pero no lo hicieron, y todos los años están marchando por justicia.

Pinterest

Y sí, otra vez me silbaron en la calle, otra vez me hicieron sentir ese repudio, otra vez sudé sin razón, otra vez fui una de muchas, que tuvo miedo.

Ojalá que muy pronto en vez de decir otra vez, podamos decir «ésta fue la última vez», después de eso no más.

Porque se escucharon nuestras voces, porque ya les importa más la vida de una mujer que el estado de un monumento, porque aunque a muchas no nos las regresaron, les hicimos justicia.

Porque después de hoy, #NiUnaMás.

lee más en @jesscorrr

Por: Jessica Correa

Anuncios

Deja un comentario