¿Borrón y cuenta nueva?

Escrito por: Miriam Muzinek

El mundo está en pausa, si está en pausa. El mundo necesitaba un respiro, de esos profundos. Por fin la gente se detuvo, no fue de la manera más tierna y suave si no de golpe. Pero sólo así, tristemente sólo así fue que la gente entendió lo que significa estar verdaderamente vivo.


Por eso me preguntó ¿Por qué valoramos las cosas hasta que dejamos de tenerlas?, hoy para mí es una pregunta fácil de responder; estamos tan acostumbrados a ciertas cosas, que damos por hecho que forman parte de nosotros, pero lo que no sabemos es que en un abrir y cerrar de ojos todo aquello que conocíamos, que teníamos se puede ir de nuestras manos; nuestra rutina, nuestro trabajo, la universidad y hasta un ser querido.

Por eso me atrevo a decir que la costumbre es nuestro peor enemigo porque ella hace que no nos demos cuenta de lo importante y valioso que es tener hasta lo más pequeño. Cuando tenemos algo estamos muy cómodos teniendo a ese algo pero cuando lo perdemos somos tan pero tan hábiles para reaccionar y cuando lo hacemos ya no hay vuelta atrás.

De un día al otro ya no podíamos salir de casa, de un día a otro perdimos nuestra rutina, de un día a otro dejamos de ir al café que tanto nos gusta, incluso dejamos de ver a las personas que más queremos y esto sin saber que esto iba a suceder.

Hoy el mundo entero por primera vez en la historia se encuentra en el mismo canal, por primera vez entendemos la empatía porque todos estamos sintiendo el mismo sentimiento al mismo tiempo, con la misma intensidad y en el mismo lugar, nuestras casas.

Por eso mundo, los invito a aprovechar que por primera vez estamos en pausa, por primera vez la gente está en casa pasando tiempo de calidad en familia, la gente está leyendo, descansando y ejercitando. Mundo estamos aprendiendo nuevas formas de ser, de soñar y de llevar nuestra vida de una nueva manera. Logremos conectarnos con nosotros y con los demás, dejemos de vivir sin estar conectados, pensemos diferente, salgamos de lo establecido y sanemos nuestras almas viviendo este gran momento para curarnos, dejemos que la tierra sane, comencemos a encontrarnos de nuevo, tomemos nuevas y mejores decisiones, soñemos con cosas extraordinarias, abracemos a la vida con todas nuestras fuerzas porque no sabemos cuando dejaremos de tener la bonita posibilidad de hacerlo.

Por eso respira profundo y conéctate, dejemos que la bondad tome el control de la humanidad, es momento de ser más humanos y de estar conectados a esto que se le llama vida y estemos conscientes de su fragilidad, hagamos que este hecho histórico quede marcado por un gran cambio y no por la heridas. Por eso quiero preguntarte ¿Borrón y cuenta nueva?

Deja un comentario