Me hubiera gustado que fueras tú.

No van tantos días desde que no estamos juntos, pero se siente una eternidad. Que abro tu perfil, que abro nuestra conversación, que veo las fotos juntos y no quiero ceder, no quiero mandarte ese mensaje, no quiero hacer el ridículo.

Porque ya sé la respuesta, ya sé que otra vez estaré luchando yo, llamando yo, pidiendo yo, rescatando yo. Y ya no quiero.

Pero no, de todas las razones tontas -porque ninguna suena lógica- que nos pusimos para terminar, de todas lo que realmente me rompió fue esta:

Lo que me dolió fue que no me amaras como yo te ame, así de simple, que no supieras ver lo que yo vi, lo afortunados que éramos y lo bonito que era estar juntos.

Lo que me dolió es que me hicieras invisible, que estuviera guardada en un baúl, que no me dieras el lugar que yo te di, que no me miraras.

https://www.pinterest.es/pin/759138080919410835/

Que yo seguía diciéndole a todo el mundo que estaba con alguien que me hacía muy feliz, que yo presumía nuestra felicidad mientras tú la escondías.

Y duele, porque yo lo di todo, porque mi único error fue tratar de que tu me quisieras como yo te quería, y no. Me costó romperme para entender que no se puede obligar a alguien a querer a la otra persona. 

Que me voy tranquila, porque yo hice las cosas bien para que tú me quisieras, pero que ni todo el amor del mundo te iba a ser suficiente. Y aquí estoy, con los pedazos rotos de un amor que terminó doliendo más de lo que me hizo feliz. 

Que me cansé de ser la única luchando, por cargar un amor que terminó de romperme. 

Porque al final no encajamos ninguna de las piezas, y aunque ya lo acepté, aunque ya estoy pasando la hoja, me hubiera gustado mucho que fueras tú.

lee más en: @jesscorrr

Por: Jessica Correa

 

Deja un comentario