No me quise conformar con algo a medias.

Lo que tú me ofrecías era un amor a medias, un café tibio, unos besos sin sal y una mano distante.

Y es que el amor es demasiado único como para venir a medias, como para sentirse incompleto, como para que tus besos no me hagan volar.

Contigo, así se sentía, mientras yo te valoraba todos los días, yo era invisible para ti.

Y eso duele, duele mucho.

Que ni mis mil formas de amarte bastaban, ninguna encendía algo en ti.

Por eso me tuve que ir, porque cuando el amor va solo de un lado, duele mucho y pesa mucho.

No pude con él sola, así que mejor lo dejé de cargar y me fui, por ti, por mí, por los dos.

Y esta va por justo eso, por los dos, por las veces que llamé y no contestaste, por todo lo que no nos atrevimos, por lo que dejamos inconcluso, por mis latidos acelerados sin los tuyos, por cada copa de más y esos buenos días de menos.

https://www.pinterest.com.mx/pin/664421751263227289/

Porque nunca te la jugaste, porque me catapultaste a algo mejor, por los intentos de despedida, por los vestidos que me puse para ti y por tu manera de no quitármelos.

Por la manera en que te rindes y la manera en que me resigno, por llorarnos más de la cuenta, por complicarnos y por creer que éramos todo y terminamos siendo nada.

Por ti, por mí, pero sobretodo por no mirar atrás otra vez.

Por: Jessica Correa

Instagram: @jesscorrr

Imágenes: Pinterest

Deja un comentario