El espacio que dejaste al irte.

Lo que pasa es que nos cedí el espacio.

Hice un huequito con tu nombre, en donde cabían tus sueños junto a los míos, y sin querer fueron creciendo.

Entonces cuando te fuiste, ese día en el que te llevaste todas las cosas, el día en el que voltee a ver las gavetas vacías, ese día donde dolía el espacio, la casa me quedó grande.

Y era todo tan extraño, dolía tu ausencia, los cajones pesaban más sin tus camisas.

https://www.pinterest.es/pin/336010822196487977/

Porque ni todo el amor del mundo pudo hacer que te quedaras, porque no solo abandonaste lo que fuimos sino todo lo que íbamos a ser.

Y te fuiste, llevándote una parte de mí que creció contigo y dejando otra que estaba rota – por tu ausencia-.

Porque ahora que la casa está vacía, se ha vuelto más fría, con menos luz.

Pero eso pasa cuando aprendes a compartirlo todo con alguien, de alguna forma se hace más difícil llenar su espacio, porque no se va con sus maletas, Y por eso me di cuenta que no vivías conmigo, vivías en mí.

leer más en: @jesscorrr

Anuncios

Deja un comentario