Relación a distancia.

Lo que pasa es que no se elige, y yo no lo creía pero un día llega una persona y luego no sabemos ni por qué no nos la podemos sacar de la mente.

Nunca elegimos una relación a distancia, ella nos elige a nosotros, porque de repente, quién sabe por qué, pero nos parece más correcto estar con esa persona así sea a miles de kilómetros, que a cualquiera que esté a la vuelta de la cuadra.

Y es que nada puede ser más fuerte, porque todo está en contra, la gente diciendo «amor de lejos, felices los cuatro», la distancia siendo tan frustrante, que te falten sus besos y sus abrazos, todo, que te falte todo, menos las ganas de querer estar con él.

Islas Canarias. https://www.instagram.com/jesscorrr/

Por eso las relaciones a distancia, a pesar de no ser lo más práctico, ni lo que muchas veces quisiéramos, simplemente pasan.

Y no, no es complicarnos la vida, es tomar la oportunidad de ser felices, sin importar la adversidad, sin importar ni el cambio de horario.

Porque nada va a ayudar, ni la comodidad, ni la cercanía física, ni el tener sexo de vez en cuando, por eso son 100% compromiso, porque lo único que tienen son ganas de estar con el otro, de sentirlo cerca, de escucharlo, y vaya que se puede, hay personas con las que la distancia no se siente, no importa si están en la misma habitación o en diferentes continentes.

Lanzarote. https://www.instagram.com/jesscorrr/

Porque en la distancia hay que trabajar en el amor a partir del día uno, y no desde que se acaba la magia.

Y de alguna forma lograr que aunque estén lejos, estén.

lee más en: @jesscorrr

Por: Jessica Correa

Deja un comentario