Él era peligroso y yo no me di cuenta.

Hace una semana me reuní con unos amigos que no veía hace mucho tiempo y entre todas las pláticas para ponerme al corriente de todo lo que había pasado, comenzaron a hacer un recuento de lo «importante».

De repente entre todas las historias surgió una que los dejó a todos callados, yo insistí en que me contaran también lo malo, e incluso me preocupé al ver que todos estaban incómodos. Así que después de un rato de insistir y prometer discreción (por lo cuál no puedo revelar la identidad de nadie) me contaron lo siguiente:

Resulta que un ex compañero de la preparatoria había ido con mi grupo de amigos a una fiesta, y que todos comenzaron a tomar en exceso, al final me explicaron cómo ese sujeto abusó sexualmente de una mujer que estaba en la fiesta, la chava estaba inconsciente debido al alcohol que había ingerido, me contaron que despertó desnuda y sin saber exactamente qué había pasado.

Todos los que no sabíamos esa historia nos quedamos con un rostro de tristeza e impotencia, no sabemos quién es ella, no sabemos cuántos años tiene, no sabemos el daño que le causó, pero lo que sí sabemos es que pudimos haber sido cualquiera de nosotras.

Entre mi dolor de estómago y el nudo en mi garganta, me di cuenta que hace unos años yo dejé entrar a esa persona a mi casa, como invitado de un amigo, y siempre me dio mala espina, pero al enterarme de eso, no lo podía creer, estamos tan cerca, tan cerca y somos tan vulnerables.

Actualmente no sabemos dónde está, nadie le volvió a hablar después de eso, pero tampoco sabemos si fue la primera, quién estuvo antes, y si los amigos que teníamos en común, se enteraron de una historia que termina como muchas otras.

Por favor cuídense, no tomen hasta perder el control, no se droguen y pierdan la conciencia, cuídense mucho, unas a otras, unos a otros.

Escribo esta historia porque es un golpe de realidad que nos muestra el riesgo que corremos, porque no me la puedo quedar, porque como ésta hay muchas, porque muchas veces nos confiamos, porque el mundo no ha cambiado lo suficiente, porque todavía tenemos que cuidarnos y mucho.

Fotografía: Pinterest

Por: Jess

Deja un comentario