La carta de amor más bonita.

Después de 30 borradores, queda el intento #251 por ser feliz.

Y aquí va, dedicándome una carta de amor, porque esperé tantas que nunca llegaron, y las que llegaron venían escritas con otros ojos, con otras cosas, con otros «yo», pero yo que los conozco todos, – o casi todos- yo nunca me había escrito una.

» Hola bonita,

porque tú eres bonita aunque no todos los días lo creas, por fuera y por dentro aunque suene a algo que diría alguien por quedar bien, pero en realidad, saberlo, se trata de saberse mirar con otros ojos.

Y qué importante es saberse ver, pero no nos lo dicen, por eso no lo aprendemos, pero saberse ver, escuchar y sentir, lo es todo, es la razón de que podamos dormir por las noches.

Y tú, tu que has sido tan fuerte, tú que has soportado tanto, que has crecido tanto, no te dejes, porque no lo mereces, no te dejes ni siquiera de ti misma.

No caigas en trampas, en auto exigencias que no te pusiste y mírate bien, sele fiel a tus valores y no cambies por otros.

Que me encanta cuando eres fuerte, pero que las veces que haz caído has sabido cómo hacerlo, y me encantas por eso, y te amo por eso, por cuidarme, a pesar de todos y de todo.

Por defender mi sonrisa, por tratar de hacerme feliz todos los días.

Por ser, por estar, por dedicarme tiempo, por jugártela, por no permitir lo impermisible, por no dejarlos dañarnos, por respetar nuestra esencia.

Y por aprender a quererme, pero desde ya, sin dejar que te agachen, siempre viendo hacia cosas mejores, respetándonos, poniéndonos límites pero sobretodo dejándonos amar por otros y amándolos como son.

Por dejarnos fluir, por saber decir «no» y por decir «sí» aunque luego nos arrepintiéramos.

Gracias, porque sin tu fuerza no estaríamos aquí, gracias porque todos los días, por más duros que sean, tratas de sonreír. »

lee más en: @jesscorrr

Por: Jessica Correa

Fotografías: vía pinterest

Anuncios

Deja un comentario