Mi ruptura: ¿Fue inseguridad o pérdida de confianza?

Hace no mucho terminé mi relación con el hombre que consideraba perfecto para mí; no se trataba de una idealización, se trataba de mi propio prototipo de «perfecto», porque incluso con todos sus defectos, así lo quería…. Para que nos mentimos, así lo quiero. El problema con esto fue que, yo lo había catalogado como el hombre ideal para compartir mi vida, cuando él no hizo lo mismo conmigo.

La última discusión que tuvimos solo dio paso a una discusión acalorada, en la que surgieron palabras y conceptos que yo pensaba que no existían entre nosotros. Entre ellas me echó la culpa por la ruptura, diciéndome que reclamar algo que había sucedido, me volvía «insegura».

Me pregunté: ¿Yo soy insegura, o lo que pasa es que perdí la confianza en él? ¿Es lo mismo? Después de estar pensando por mucho tiempo, llegué a la conclusión que NO ES LO MISMO, porque, aunque me sigue doliendo, lo sigo extrañando y, todavía pienso en cómo hubiera sido un «felices para siempre», a su vez sé que no era la persona para mí, porque no luchó por mí, porque no dio todo de sí, así como yo. Lo que yo quiero, (y creo que todas y todos merecemos) es una persona con quien el amor sea recíproco.

Al revisar el orden de ciertos acontecimientos en nuestra relación, sí, concluí que había perdido la confianza en él, y que eso no era lo mismo que mi inseguridad. Yo sabía muy bien lo que valía y valgo, por ello mismo no comprendía cómo era que él había acabado con mi confianza de a poco, y jamás se había inmutado en hacer algo para recuperarla. De algún modo estaba aferrada a la creencia inicial de que, si habían sentimientos y eran fuertes, todo se iba a poder ir resolviendo en el camino, pero hay cosas que no se deben confundir con amor, como tolerar la frialdad e indiferencia de alguien simplemente porque te cierras a que, puede ser la única persona con la que pases el resto de tus días.

No, no es que fuera insegura, lo que pasaba era que lo creía capaz a él de fallar, era capaz de ser egoísta y, siempre podía pensar en como se sentía él, pero no en como me iba a llegar a sentir yo con su manera de actuar. Finalmente creo que a lo largo de esa vida que yo quería que pasáramos juntos, pensando que iba a ser lo mejor, realmente me provocaría sufrimiento. Y yo merezco mucho más que eso.

Texto de Valentina López Baruque

Fotografía de Priscilla Du Preez en Unsplash

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario