La industria cinematográfica y las mujeres: ¿Existe la equidad?

Para empezar, ¿Qué es equidad? Basta buscar en Google para dar con que es una – cualidad que consiste en dar a cada uno lo que se merece en función de sus méritos o condiciones -, más claro que el agua, imposible. Una vez dada la definición, creo que es importante hablar sobre una de las industrias más grandes del mundo y, el rol de la mujer en ella.

Este año la industria cinematográfica mexicana ha sido el centro de dos movimientos importantísimos: #MeToo y #YaEsHora. El movimiento #MeToo busca denunciar a quien han abusado de su posición dentro de la industria, muchos casos con algo en común: violencia sexual. En #YaEsHora se busca que las mujeres tengan la misma exposición y oportunidades de trabajo dentro de la industria. Apenas en estos días en su cuenta de Instagram (@yaeshora_mx) publicaron la siguiente imagen:

Un poco alarmante, ¿cierto? Pero es lo que sucede hoy en día, a pesar de que ha habido esfuerzos para poder erradicarlo. Para poder crearme una opinión completa, platiqué con Eva Ruíz De Chávez, mujer productora que ha participado en proyectos grandes como la serie «El Chapo», y además encargada de llevar talento nacional, a proyectos en EU.

Eva Ruíz De Chávez a cuadro.

Cuando se trata de producción, es importante entender que es el departamento que sostiene a toda la gente involucrada en la realización de una película, serie, documental, programa; quienes son productores son quienes hacen que la magia suceda, y eso para Eva es lo más apasionante de su trabajo. Aunque se requieren de docenas de formatos, mucha coordinación, orden, y buena memoria, hacer posible que se cuenten diferentes historias, vale toda la pena. Pero, ¿qué retos hay para una mujer que le gusta producir en México?

La visión de Eva me encantó. Como sabemos, cada sexenio existen los famosos recortes a la cultura, lo cual ya no sorprende porque es un departamento que ningún gobierno quiere sostener ni promover, y si lo hacen es solo para formar parte de los aplausos, pero no de los esfuerzos. ¿Qué hacer en esos casos? Dejar de depender de apoyos económicos, lo cual parece todo un reto, pero a veces hay que apostar a lo que sabemos que amamos.

Para Eva, una de las acciones más importantes es hacer «networking» como así se conoce hoy en día; hay que juntarse con gente que ame, y sea apasionada de lo mismo que uno, para poder juntar esfuerzos y crear algo. En el caso de la industria cinematográfica, hay que unirnos más, es decir, como mujeres hay que contratar a más mujeres, ya sean fotógrafas, directoras, guionistas, directoras de producción, productoras, actrices. De esta manera, al juntar talentos, ingenio, y hasta contactos, se genera un producto que expone el talento de todas las mujeres involucradas.

Al pensar en qué podemos cambiar como creadores de contenido mexicanos y mexicanas, surgió algo que me parece sumamente importante y es que, la industria mexicana necesita dejar de producir más con calidad menor, y producir menos, pero aumentar su calidad. Para lograr reconocimiento internacional, hay que apostar a mejores mensajes, a historias que toquen fibras sensibles, pero también estén bien logrados. Tal es el caso de la película «La camarista» de Lilia Avilés, la cual representará a México en los premios Óscar y Goya el siguiente año.

Un dato que vale la pena compartir, es que tan solo una mujer ha ganado un Óscar a mejor directora, y fue Kate Bigelow en 2010, y en esa misma categoría ganó el premio, pero por parte del Sindicato de Directores de EU, por su película «The Hurt Locker». Sí, increíble, pero cierto.

¿Así que, qué pasos hay que tomar? Además de que Eva compartió conmigo que siempre es bueno organizar sus días, levantarse y darse un momento para tomar un poco de aire, también me dio algunos consejos para mujeres jóvenes que quieren formar parte de la industria… Mi favorito fue que hay que apostar por lo que queremos, por las historias en las que creemos, y que hay que enfrentarlo sin miedo.

Muchas veces tropezamos en el camino y eso no tiene nada de malo, pues es parte de la vida, lo importante es aprender de ello. Muchas veces nos podemos encontrar en un trabajo que no nos gusta, no nos llena, y aunque suene cliché y trillado, es importante correr detrás de lo que nos mueve realmente, sino eventualmente perderemos interés hasta en nuestra propia vida. Hay que hacer que valga la pena.

Sigamos causando impacto, sigamos creyendo en las historias que aún no se crean, y sigamos juntándonos para poder mejorar la industria en México; hay que hacer de ella un lugar seguro en donde la creación, exposición, y difusión sean posibles para quienes buscan producir un guión, y para quienes quieren ver su guión hecho película. La unión hará posible la independencia de apoyos por parte del gobierno, y ayudará a que más talento joven se sume, creando una amplia gama de visiones.

Agradecemos a Eva por su tiempo, y por compartir conmigo una plática aunque fuera breve, así como aquella anécdota de cuando estaban en Tijuana haciendo la serie de «El Chapo», al mismo tiempo que cruzaban al verdadero Chapo por la frontera.

Texto de Arte Jiménez

Sígueme en Instagram: @artejimenez

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario