Te amo tanto… que te voy a dejar ir

Te amo tanto que te voy a dejar ir, porque siempre fuiste todo terreno y porque a veces, no se necesitan pruebas irrefutables para saber, lo que ya es claro.

Contigo 1 y 1 es ninguno. Unos días bien otros van y tú como si nada. Siento que es injusto, que si te amo lucho por ti pero no contigo, que caigo en clichés amargos y tristes te quieros, es injusto por mí y por ti.

Sabes que me tienes y tranquilo estás, me quieres y me necesitas otro tanto. Me quieres para unas noches de insomnio, otras de vela. Me quieres en pies descalzos y otros despeinada. Sí sé que me quieres para ti. De eso no me queda duda. Pero si me quisieras para más allá de este espacio no te estaría escribiendo esto. 

Soy tú ahora, no tu para siempre y de algo estoy segura, no me quedaré conforme . 

Te amo tanto que quiero que estés bien, que encuentres lo que deseas y si es mejor que yo, pues bien por ti, por lo tanto… para mí.

Te amo, te amo mucho que te dejo libre. Ya sin ataduras, enmendaduras, ni tiempos de espera. Nada de compromisos furtivos, ni hojas del calendario insuperables. 

Necesitas saber que no hay terreno prohibido. Que ya puedes ser libre, que puedes ser tú a tu manera que tanto deseas. Que a partir de ahora, puedes enfocarte en ti sin tomarme en cuenta, que puedes ser, estar y querer a tu manera sin verme de reojo.

Entiéndeme amor, debes de ser libre… para conocer lo que es no tener todo, para poner tu vida en orden, para seleccionar lo que deseas y no esperar que te lo den en la mano… necesitas conocerte y conectarte, para poder conocer… amar, estar.

Porque con o sin tu compromiso, me queda claro que tu amor se esparce en quieros quieros quieros. Y aunque eres lo más preferido en mi vida, te falta coraje, te faltan ganas…

Y te amo. Te amo tanto que se me caducan los días y se me envejecen los pensamientos… pero aunque te ame, algo dicta que tengo que soltarte. Para que te enfoques en ti, en lo que puedas amar, para que puedas estar y no ignorar.

Y te amo y siento que para siempre, pero ahora entiendo que un para siempre separados.

Porque no no estoy dispuesta a engancharte a mí si tú no quieres estar. Ya no estoy dispuesta a confrontarme a una realidad que parece ser otra cosa, ya no. Y no. No estoy dispuesta a luchar por ti cuando tu no sabes lo que es luchar.

Y sí. Te amo… pero también me amo a mí misma y lo hago tanto que te tengo que dejar ir.

Por: Sofia Salame

Fotos vía: Ilkeys

Deja un comentario