Ya no te quiero.

Estoy otra vez en esto.

En el constante pensar que ya no te quiero.

Y es que cada que te veo sólo quiero que desaparezcas, que jamás hubieras llegado. Odio estar consciente de que mi vida jamás será la misma desde que tuvimos nuestras pláticas decembrinas y de aquella inocente primera salida en la que creías aún que yo sólo quería ser tu amiga.

Acompañarte de noche en tu camino a casa y quedarnos años en una esquina hablando de nada.

¡Cuánto me he arrepentido hasta ahora de aceptar el primer abrazo!

Odio saber que aún te quiero.

Que me prometo que este sábado será mi último acercamiento… Y que le voy a dar mi vida a quién me está dando la suya.

En este escrito prometo dejarte.

Dejarnos…

Así como hace un mes prometí en una lista de canciones no dejarte nunca y ser paciente.

No puedo esperarte. Porque ya no sé qué espero…

Porque ya no sé qué quiero.

Ya no sé si te quiero.

Colaboración de Erika Guillén

Fotografía de Rodolfo Sanches Carvalho en Unsplash

Deja un comentario