Mereces que te quieran.

 Tú mereces que te quieran,

pero bonito, como un beso de buenos días,

como se quiere que llegue un viernes por la tarde.

Así, que te quieran, sin compostura, sin medida,

cuando se acabe la novedad, en el día a día, en la monotonía.

Tú mereces que te quieran,

Pero bien, no a cuentagotas,

Sin máscaras, sin pedestal, sin poses,

De cerca y de lejos,

En los malos ratos, en los días sin magia,

Con las luces apagadas, entre ustedes dos.

Tú mereces que te quieran, sin dudas, sin titubeos, sin pretextos,

mereces que te quieran con la intensidad del primer día,

nunca a medias,

ni solo en los días felices.

Mereces que te quieran,

 que te quieran bien y bonito.

Por: Jessica Correa

Instagram: Jesscorrr

Fotografías: Pinterest

Deja un comentario