Mañana, la marcha mundial por el medio ambiente tomará las calles

«Érase una vez una adolescente sueca de 16 años llamada Greta Thunberg, que decidió protestar enfrente del parlamento para que el gobierno comenzará a hacer leyes que protegieran el medio ambiente, así como cumplir con los requerimientos internacionales para poder reducir la velocidad con la cual el planeta se estaba muriendo.»

Así nació el movimiento «Fridays For Future», el movimiento más grande en pro del cuidado de la Tierra, el cual ha unido a jóvenes, niños, padres y madres de familia, a toda la sociedad interesada en tomar acción; ya son más de 110 países quienes saldrán mañana, 24 de mayo, a protestar en las calles y ser escuchados por los diferentes gobiernos.

Anteriormente hice un post en el que menciono acciones inmediatas que podemos implementar a nuestra vida diaria para poder ayudar al mundo, por pequeñas que parezcan nuestras acciones, hoy, son como un efecto mariposa. Tenemos que educar a cuanta gente sea posible respecto al tema, ya sea compartiendo información, juntando a los vecinos a plantar árboles, o para recoger basura. Todo cuenta.

En la lista de países más contaminados, México podría convertirse en el número uno. Esto no sorprende después de ver el recorte al presupuesto a contrataciones al cuerpo dedicado a controlar incendios por temporadas. Tampoco sorprende al ver sexenio tras sexenio, como el medio ambiente ha dejado de ser un tema en la agenda de los partidos políticos más grandes. El actual gobierno planea destinar $500 millones de pesos al béisbol, pero, ¿No puede mejor destinarlo a la correcta supervisión de industrias que han contaminado por décadas? Esa cifra podría recibir un mejor uso, pero aquí, solo hay dinero para los intereses de dominio presidencial.

Es por eso que es importante salir a las calles a manifestarse, a dar propuestas, a exigir respuestas, a ser escuchados, a crear una red grande, fuerte, resistente que se atreva a ser el cambio, a ser la verdadera cuarta transformación que tanto necesita este país. No solo por nuestro bien como ciudadanos, sino por el efecto que nuestras acciones tendrán a largo plazo, y el largo plazo se reduce a 10 años.

Mañana, todos estamos con Greta, con nuestro único hogar, nuestro planeta. Es insólito ver la indiferencia de las autoridades hacia un tema que nos pone en riesgo a todos, pero lejos de tratarse de la especie humana, se trata del abuso y explotación de los cuales hemos sido cómplices, y por lo tanto igual de culpables. No podemos cambiar todo lo que hicimos en el pasado, ni todos los errores de las generaciones anteriores, pero sí podemos ayudar a que los animales y los ecosistemas, recuperen el aliento.

En las protestas de mañana todos los materiales utilizados son reciclados, se busca generar no basura, algunas personas se reunirán para limpiar calles, y lo más importante: es pacífica. No se busca violentar ni faltar al respeto a nadie, simplemente a darle visibilidad a la problemática actual que podría matarnos. Si somos escuchados, todas las especies en peligro de extinción serán escuchadas. Si mañana marchas, serás portavoz de los bosques que han desaparecido, de las selvas que han sido destruidas, de los océanos contaminados, de todo ser vivo que no ha podido defenderse ante la codicia humana.

Para conocer los puntos de reunión en tu ciudad sigue la siguiente cuenta en Instagram y mantente informado:

@fridaysforfuturemx

Cuenta nacional:

@fridaysforfuturemex

Texto de Arte Jiménez

Instagram: @artejmenez

Anuncios

Deja un comentario