Perfectamente imperfecta

Ese lunar cerca de tu boca que te hace sentir incómoda.

Esas pecas alrededor de tu cara que te hacen pensar que eres diferente.

Ese abdomen el que tanto odias por no ser perfecto.

Esas piernas y brazos que tanto criticas por ser anchos o delgados.

Esa sonrisa que tanto ocultas por no tener los mejores dientes.

Ese cuerpo al que tanto le temes por no cumplir con las medidas perfectas.


Cada parte de tu cuerpo que te hace sentir imperfecta es lo que te vuelve aún más perfecta de lo que ya eres. La perfección es tan subjetiva, que ha provocado una serie de estándares de belleza inalcanzables, en donde sabemos que el photoshop predomina en la imagen pero aún así queremos llegar a ser eso que sabemos que es imposible.

Porque no, no existe cuerpo perfecto, pero lamentablemente nos hemos encargado de sembrar la fantasía de que con “esfuerzo” puedes lograr aquello que te hará resaltar dentro de un mundo de gente incongruente.
Así que deja atrás la presión que te quita cada día un respiro y abraza tu cuerpo agradeciéndole que tienes la oportunidad de vivir.

Colaboración: Alimentando el alma

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario