Sex Education: La serie de Netflix obligada para ver en familia

En días de ocio, uno se pone a ver qué encuentra en Netflix para distraerse y comer una rica botana. Y qué bueno es poder contar con contenido que no solo entretenga, sino que lo haga a uno mismo poder cuestionarse y entrar en introspectiva respecto a temas importantes como la diversidad, la sexualidad, y la adolescencia.

Sex Education es esa serie que me hubiera gustado haber visto cuando era adolescente, incluso preadolescente, y entonces así saber que no era la única en el mundo en tener tantas preguntas. La obtención de las respuestas implicaba pasar por un diálogo incómodo con papá y mamá, o en la escuela cada vez que decían la palabra “sexo” se tornaba en algo incómodo, y quizá esas fueron razones suficientes para no preguntar.

Otis es un adolescente desubicado, no es el más popular, ni el galán de la escuela, pero gracias a su mamá, una terapeuta sexual de parejas, él tiene una mente desarrollada como para dejar de creer que el sexo es un tabú, en realidad es algo natural. La naturalidad con la que Otis y su mamá intercambian diálogos respecto al tema es justamente como el tema debería ser abordado en nuestras casas. No existen los tapujos, porque es algo que nos sucede a todas y todos en su debido tiempo.

No solo vemos naturalidad en el tema del sexo, sino problemáticas actuales que suceden a la vuelta de la esquina: diversidad racial, sexual, aborto, bullying, etcétera.

A pesar de ser una serie extranjera, su universalidad es reflejo de la falta de empatía que aún existe entre los seres humanos, y como aún hasta por ver a un hombre queriendo maquillarse, nos conflictuamos.  El impacto emocional, la interacción en las preparatorias, los problemas a los que se enfrentan los jóvenes, los temas de su interés es todo lo que engloba ésta serie.

¿Por qué es importante que exista una comunicación sana, lineal, directa respecto a temas como homosexualidad, bullying, relación padres – hijos, sexo, amor, relaciones afectivas?

Hoy en día vivimos en un mundo que es mucho más consciente de la diversidad y de la información que existe en internet, pero desafortunadamente la web no siempre es el mejor refugio para poder entender y aprender. Lo mejor que podemos hacer es dialogar, preguntar, y responder sin miedos; explicar a las nuevas generaciones que por siglos se omitieron minorías como las personas homosexuales, así como la misma mujer. Es algo que nos toca como millennials, y una forma de apoyo es poder mostrarlo en ejemplos perfectamente ilustrados en una producción audiovisual.

La serie tiene como propósito poder romper con la barrera que existe entre nuestras dudas y el miedo a consultar. Es un modo de decir: “¡Hey! No estás sola ni solo, los adolescentes del mundo pasan por lo mismo que tú; es normal tener sexo, tener miedos, tener enemigos, tener un director horrendo, tener padres exigentes, crushes, dudas existenciales, fiestas, besos, entre otras cosas…”

Es un respiro para quienes no logran poder sentirse cómodos dialogando con sus padres.

Es por eso que la serie se convierte en un apoyo para padres que quizá no saben como abordar el tema, que quizá aún no saben lo suficiente sobre lo que actualmente los adolescentes enfrentan; un mundo rudo, deshumanizado, que se escandaliza más por la diversidad sexual, que por guerras en oriente.

Sex Education es ese manual que tanto hijos como padres era necesario que apareciera y pusiera sobre la mesa, de manera divertida, casual, y honesta, los temas que no deberían ser sometidos a discusión, sino a su comprensión y correcta comunicación.

Texto de Arte Jiménez

Instagram: @artejimenez

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario