Cosas que pasan en el sexo real, que el N0P0R no dice

Si nunca has tenido sexo, pero por algún motivo terminaste en uno de esos portales de porno, ¡Bienvenida/o! Si tú ya tuviste sexo y sigues fantaseado con como las cosas se dan en los vídeos porno, ¡Qué bueno que llegaste!

Últimamente he leído mucho más de sexualidad que antes, estoy comenzando a ver documentales, programas, quiero entender el cuerpo humano en su totalidad y como experimentarla en un mundo como el nuestro, también nos crea ciertas ideas erróneas respecto a la experiencia; el sexo no es una película que puedas resumir en una hora, ni mucho menos en vídeos de 12 minutos. El sexo es una aventura.

Si eres mujer y sueñas con un hombre perfecto: no existe.

Si eres hombre y sueñas con la mujer perfecta: no existe.

Si eres mujer y sueñas con una mujer perfecta: no existe.

Si eres hombre y sueñas con un hombre perfecto: no existe.

Y una vez dicho eso, existe una larga lista de situaciones que el mundo del porno nunca retrata: las imperfecciones humanas como parte natural y cotidiana de la vida…

“Hola, no tengo ganas de depilarme, pero tengo ganas de tener sexo.”

Puede ser por mera pereza, porque se de un encuentro no planeado, o simplemente porque hay personas a las que no les place depilarse. Cualquier variante está bien. Nadie puede exigir que te veas de una manera si no lo deseas, y además, ¿desde cuándo el buen rendimiento sexual se resumió a los vellos púbicos o corporal?

Claro, es cómodo a la hora de practicar el sexo oral, pero, deberíamos de quitarnos la idea de solo hacerlo por querer que sea una cuestión estética, sino de gusto personal.

“Me gustas mucho, pero no se nota en mi entrepierna.”

¡AAAH! La comunicación no es tan sencilla, y claro, nunca nadie nos dice que es fundamental para poder disfrutar del sexo en pareja. La disfunción eréctil, o que la vagina no se esté humectando, varían en motivos, ¿La solución? Poder decirlo a tu pareja, cómo te sientes, lo que piensas, y si es necesario ir al médico juntos (Aunque eso es ideal hacerlo antes de comenzar a tener relaciones sexuales con alguien, por aquello de la salud.)

Se puede tratar de nervios, estrés, o por tener la mente en otro lado, así como de circunstancias naturales corporales. El chiste es la comunicación.

Sudorcito salado.

El sexo es una de esas actividades físicas en las que hay que poner todo el empeño. Por lo tanto, cada uno de nuestros músculos se ve envuelto en repeticiones de distintos movimientos. Uno suda mucho, y hay sudores que huelen más fuertes que otros. Natural.

La pena.

La primera vez que nos acostamos con alguien puede surgir un sentimiento de timidez el cual es completamente normal. No todo surge como el porno en donde con solo una mirada y mordidita de labio las cosas ocurren; poniéndolo así parece acto de magia.

Somos seres vulnerables con sentimientos encontrados respecto a nuestro cuerpo.

El preámbulo.

Para alcanzar el orgasmo no siempre tiene que haber penetración. Para que exista mayor placer sexual, hay que poner atención en el juego de caricias, besos, zonas erógeneas, y estímulos previos al sexo como tal. Muchas veces el placer está en saber jugar con otros elementos que no sea la penetración (wink, wink).

Tropezones y caídas de la cama.

Como cuando no puedes mantener el equilibrio para quitarte el pantalón, o como cuando están tan inmersos en lo que sucede que de pronto uno se pega con la esquina del buró, o como cuando terminas cayéndote de la cama.

Breaks para tomar agüita y visitas al baño.

Al ser una actividad física uno necesita hidratarse, y bueno, también después del acto sexual es normal sentir ganas de ir al baño.

¿Pedos?

Sí, puede pasar y más cuando comiste frijoles.

Marcas por la lencería y ropa interior.

Posoye, uno tiene sus gorditos.

El amor y las risas provocadas por los nervios.

Sí, el sexo es un acto de placer como lo hemos mencionado, pero cuando estás con quien amas es un acto de exploración íntima, es un ejercicio de diálogo corporal.

¿Te prende ver porno? Piénsalo así: En la vida real nada sucede así, siempre trata de acercarte a la realidad, a la persona con la que compartes tu espacio y tu cuerpo, poder crear escenarios, fantasías, y dinámicas reales que deben formar parte de nuestra agenda sexual.

Texto de Arte Jiménez

Instagram: @artejimenez

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario