Lo que entendí al perderte.

Un día despertaron y ya no funcionaba, su fecha de caducidad había sido hace meses y la relación estaba rota fuera de garantía.

Un día se despertaron y todo estaba perdido, el cariño, los besos y sobretodo las ganas de encontrarlos.

Y así fue que lo perdiste, el día que así como así decidió que ya eras noticia vieja, el día en el que ya no te veía igual, cuando comenzó a ser indiferente, a dejar de quererte, dejar de desearte los buenos días.

Lo perdiste porque trataste de hacer lo imposible, queriendo sanar a quien no quiere ser sanado, porque te quedaste esperando a que cambiara, porque trataste de hacerlo valorar lo que realmente era importante pero él no lo podía ver.

Lo perdiste, porque buscabas el amor en el lugar incorrecto, porque querías que se quedara entre las ruinas de lo que alguna vez fue su amor, en la cuenta regresiva a lo que sabíamos ya le faltaban pocos segundos.

Lo perdiste y no va a volver, eso lo tienes que aceptar, tendrás que seguir, y ser fuerte, toca llorar un poco, toca levantarse mas independiente, toca sufrir la pérdida y crecer, porque no hay otra forma de hacerlo.

Y todo estará bien, a veces pensarás en él, en cualquier momento, en cualquier lugar, hasta que un día de repente, ya no dolerá y su recuerdo se disipará entre las nuevas alegrías de los nuevos días.

Y te sentirás tranquila y libre, y hasta ese día entenderás que sí…

Sí lo perdiste, pero ganaste, porque a veces el que pierde gana mas.

Por: Jessica Correa

Fotografías: Pinterest

Instagram: jesscorrr

Deja un comentario