Sólo quería verte

Sólo quería verte

Me advirtieron que estarías ahí. Puntual y repetitivo como los últimos seis meses. 

Me advirtieron que llegarías 5 minutos antes para tomar la mesa de la ventana. Así que llegue 10 antes. 

Preparé frente al espejo ese discurso en mi mente como cassette roto.

Inmiscuí en mi armario para ponerme algo que no me hubieras visto ya puesto y aun así decidí repetir esa camisa carmesí y esos jeans a la cintura que compramos juntos. 

Estuve ahí. Los minutos se hacían años y los años siglos. 

Tan lento que dolía. 

Y es que solo quería verte… para demostraste que sin ti, mis días habían ido bien. Quería verte para que miraras con nuevos ojos. 

Una nueva mujer. 

Y sí… había crecido, mejorado… cambiado. Y sí… estaba mejor sin ti. 

Algo en mí quería comprobártelo porque lo acepto, siempre busqué tu aprobación.

Quería que me miraras una vez más, con una nueva piel, con una nueva mirada, con un futuro por delante sano, sincero y sin-ti. 

O tal vez contigo. 

Quería que me vieras y me reconocieras, reconsideraras. 

Porque con o sin ti. Estaba aquí, bien. Esperándote. Esperanzada. Bien, esperanzada. 

Texto: Sofia Salame

Fotos: Ekaterina Ignatova Photography

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario