Llévatelo todo

Ya pasaron 3 hojas más en el calendario, todo sigue sin cambiar, todo sigue, todo avanza y nosotros de mal en peor vamos. 

Anda, toma tu maleta, esa enorme y empaca. 

Ya es hora, después de tantas advertencias te tomo la palabra, ya puedes hacerlo. No me voy a excusar para detenerte, ni tampoco me voy convencer de hacerlo. 

Vete ya. 

Llévate tus camisas, tus lentes y el sombrero que usas los domingos soleados. Anda, empaca en tu maleta los zapatos que escogimos juntos… no los quiero aquí, sólo me traerán rencor.

Llévate también todo lo que destruimos juntos… las cenizas, los misterios y todos los miércoles de película. Carga contigo todo lo que acababa en pelea y que no se te olvide ningún detalle mal redactado. 

Vete ya, con tus mentiras sin vergüenza y tus medias sonrisas. Empaca eso y todo lo demás. Dobla ahí mismo el calendario en el que me dejaste de llenar y la agenda en donde se suponía me inscribirías a futuro… llévalo y no lo leas nunca más. 

Llévate este desastre, este rencor y la dulzura que alguna vez hubo… porque ya no me importa conservar lo poquito que había como bendito y tampoco me interesa reutilizar los sentimientos en casos de emergencia. 

Me cansé. 

Empaca contigo mi angustia y mi dolor, mis ganas de llorar y odiarte al mismo tiempo. Llévate la pulsera y el anillo de promesa, al fin, no me pertenece tu compromiso. 

Puedes irte ya. No te pediré que me lleves contigo ni tampoco que me recuerdes poquito.

Texto por: Sofia Salame

Fotos por: Luisa Möhle fotografie

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

8 thoughts

Deja un comentario