También de esas formas te quiero…

Cuando finjo no interesarme por ti, ahí también me pregunto cómo te habrá ido en el día y ahí también te quiero con todas mis venas, células y músculos. Cuando quiero odiarte con todos tus enunciados, también ahí estás bien dentro de mí, en mi cariño, en mis palabras, en cada latido…

Todos esos mensajes que no recibes, esas llamadas que no entran a tu celular, todos esos “te quieros” que se quedan sin decir, ahí también guardo un poco más de amor para darte que rencor.

Y sí, debes saberlo… que aunque pareciera que olvide algo de ti, también me quedé con mucho dentro de mí.

11894016_10153032238302109_2338489905756708878_o.jpg

Así como cuando enumero todo lo que odio de ti, es ahí cuando no se me olvida todo lo que amo de ti más y cuando me repito todo el tiempo que tengo que olvidarte y me enfurece tu pensamiento, también ahí te estoy guardando bien dentro, más con recuerdos que me hierven el alma para bien. 

También así te estoy queriendo, cuando finjo que no existes, ahí también ocupas mis pensamientos y cuando finjo que te he olvidado, ahí también te recreo en mis días. Porque sí, el amor pesa más que las mentiras que uno mismo crea. 

Y ni qué decir de cuando te evito, porque ahí también me estoy muriendo por estar contigo.

¿Sabes? Cuando el insomnio se adueña de mí, me quedo a contarle de ti. Y también se enamora de ti.

11041667_10152704969782109_2067235917988521446_n.jpg

También cuando sonrío o te pienso…te guardo en cada suspiro. Y sí, también esas veces en las que estoy callada, mis silencios cuentan por si solos nuestras historias; y cuando no quiero saber nada de ti… también en ese momento te sigo cuidando en mis plegarias.

Porque sí, porque te amo más de lo que te odio y te necesito más aquí de lo que necesito tu recuerdo. 

Estás aquí aunque no lo estás y cuando no quiero que estés, también dentro de mí muero por que te quedes.

Todas esas veces en las que guardo silencio y no has oído nada de mí, también esas veces moriría por hablar contigo horas. Y sí, todas esas veces que dije que no me importaba, que no te quería, que ya no importaba… también te quise, me importabas y lo haces hasta este mismísimo día.

23473162_10154972319392109_7903040689704800840_n.jpg

Y cuando finjo estar bien sin ti, también quiero estar contigo y para toda la vida…

Así que basta.

Estoy harta de fingir que ya no importas.

Porque también de esa forma me recuerdo que lo único que quiero es tenerte.

 

Texto: Sofia Salame

Fotos vía: Julie de Waroquier

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

14 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s