Querer siempre es un riesgo.

Decidí arriesgarme, a quererte bien, sin medias tintas, sin “poquito a poquito”.

Me arriesgué a quererte, así, roto, sencillo, caótico y complejo. 

Decidí arriesgarme, a morderte entre besos, a mirarte libre, a extrañarte cuando te vas, a sonreír con tu recuerdo.

amor1

Me arriesgué a pensar en nuestros mejores besos una y otra vez, a arreglarme por dentro, a quererte sin pausas, sin precaución. 

Tome el riesgo y cerré viejas cicatrices, me encontré, me dejé guiar por lo que sentía, pero esta vez sin miedos.

mujereologi1

Me arriesgué a ser diferente, a hacer menos preguntas y dar más abrazos, a sentirme segura, a volver cada noche, a prometer a ciegas. 

Me arriesgué, a ser menos mía y más nuestra. 

 

 

 

Por: Jessica Correa

Instagram: Jessicanphoto

Fotografías: vía Pinterest

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s