Cállate la boca

 

Está jodido, porque crecemos en casas donde nos dicen “la mujer tiene que atender” “detrás de cada gran hombre hay una gran mujer” “tú a los hijos, él al dinero”

Y es horrendo, porque crecemos en casas donde el abuelo tiene autorización de decir “¿vas a salir así a la calle?” mientras señala tu falda corta; somos educadas en casas donde se sabe que si estudias es por hobby y no por capacidad y que si sales por la noche debes ir con un hombre acompañada y que es mal visto salir con un grupo de mujeres… porque todos asumirán que buscas sexo.

15195948_1634041293288401_6980741181931571497_o.jpg

Nacemos, crecemos y vivimos en un país donde no se nos garantiza la seguridad, donde una mujer no puede gobernar y para que te escuchen tienes que gritar a pulmón… en un país donde al menos una conocida ha sido acosada, abusada, maltratada o incluso desaparecida.

15110875_1634039453288585_7391276586888593559_o.jpg

Y cállate porque no vaya a asesinarte tu imprudencia, porque no vaya a a ser que tus palabras aturdan a tus padres o amigos. Cállate porque no vaya a ser que te llamen loca, terca o rebelde, cállate porque si sigues así posiblemente no encuentres un marido decente.

Crecemos el lugares donde tienes que educarte para cuidar tus espaldas, deshacerte la cola de caballo para no ser presa fácil y de preferencia no usar nada provocativo, porque si lo haces, estás rogando ser violentada.

13392117_1432993506726515_4007427118859962375_o.jpg

Ni maquillaje exagerado ni tacones tan altos.
Ni demasiado perfume.
Ni tantas fotos provocadoras.
Ni sonrisa coqueta.
Ni miradas indiscretas que puedan desviar a mensajes subliminales.

Nos educan en santuarios religiosos donde describen a la mujer ejemplar como: sumisa y recatada, mientras nos dan una lista de reglas y cualidades que son obligatorias para ser decente e ideal, vivimos en estatutos donde está mal visto no ser madre, no ser virgen, no ser cuidadosa ni devota al hogar.

Y crecemos en aulas donde nos enseñan que si te ven las piernas, te tocan de más o incluso te tratan mal, es porque están demostrando interés en ti. Y cállate la boca, si no quieres ser llamada una tiesa.

16707563_1784577391568123_3723759671581497249_o.jpg

Y que es normal que toqueteen de más sin tu consentimiento y que eres una tarada si no lo besas el día que te invito a ver una película en su casa. Y cállate la boca, porque si quieres una pareja, no puedes exagerar las cosas, donde un NO está mal visto.

Estamos en grupos de amigos donde se hacen pedidos de “amigas golfas” como si fuera una lista de súper, en donde si haces algo que te plazca… ya eres fácil y pierdes tus puntos matrimoniales.

15068911_1634040363288494_1287134759043071277_o.jpg

En una sociedad donde se nos mide la falda y el escote y se nos cuenta las malas palabras. Y cállate la boca, porque no vayan a escucharte los jóvenes hablando de esa forma  y no vaya a ser que tu futura suegra esté presente. Porque cuidado con tu reputación de loca e indecente. En una sociedad que está mal visto escribir textos como estos, hablar de esta forma, intentar algo… de esta forma.

Maldita sea. Trabajamos en lugares donde tienen miedo a contratarnos por si nos embarazamos, donde nos pagan porcentajes menores a nuestros pares porque somos inestables y sentimentales. Y no vaya a ser que seamos líderes que buscan el bien de la empresa, porque de ser así estamos en nuestros días y somos unas perras mandonas.

13483368_1438184509540748_5756156747464547270_o.jpg

Y crecemos en calles que nos susurran con miedo y que nos chiflan en forma de coqueteo,  en lugares donde obligatoriamente debemos de tener una llave o un objeto de defensa personal y en donde es más importante una clase de defensa personal que una de oratoria.

Porque quién sabe si un día podremos dar un discurso frente a un aula llena, porque tal vez, en dado caso, en tal circunstancia, tengamos que probar nuestra capacidad con favores. En las grandes pantallas y en los grandes puestos. Porque de seguro cuando lleguemos ahí, alguien se preguntará… y ésta a quién se tiró.

13227399_1413923988633467_2029294894625647065_o.jpg

Y que para protegerte y no ser presa fácil, necesitas construir tus paredes bien alto, ser fría para que nadie crea que quieres coquetear y dejar de usar y ser como quieres para que nadie lo mal interprete.

Estamos en una sociedad donde si te exploras, no lo entiendes. Donde si fumas, eres una loca. Donde si estudias, una quedada. Donde si te maquillas de más, pareces payaso. Donde si te desnudas, buscas algo. Donde si estas seria, no te quieres adaptar.

12976749_1379565598735973_2585442752016062722_o.jpg

Carajo cállate. Tú lo buscaste. Es tu culpa. Es lo único que van a decirte cuando desaparezcas en un uber, cuando desaparezcas en un viaje por Sudamérica, cuando tu marido te golpee y amenace con matarte, cuando alguien te tome una foto desprevenida debajo de tu falda, cuando alguien te toque de más, cuando alguien te esfume de la tierra.

Por puta, por fácil, por mandona, por rebelde… por valiente.

 

Texto: Sofia Salame

Fotos: Ben Hammer

 

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

4 thoughts

  1. Estamos en una sociedad donde si te exploras, no lo entiendes. Donde si fumas, eres una loca. Donde si estudias, una quedada. Donde si te maquillas de más, pareces payaso. Donde si te desnudas, buscas algo. Donde si estas seria, no te quieres adaptar.
    MAS CIERTO QUE TODO

    MAS CIERTO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s