Él no sabe lo que quiere y me hace dudar.

Entiendo su indecisión, cómo cambia de opinión.

Que dice no cuando no me ve, cuando la soledad lo envuelve haciéndole creer que está mejor sin mí.

Pero que dice sí cuando lo abrazo, cuando le recuerdo lo bien que se siente querer o cuando nos quedamos platicando por horas de lo que jamás le contaríamos a nadie.

Entiendo el miedo que siente cuando le digo “te quiero” y las ganas que tiene de decirme “yo también” cuando duda en responderme.

Entiendo su fragilidad, sus celos y la forma tan buena que tiene de hacerme creer que “nada le afecta”.

Comprendo por qué a veces me aleja y a la hora se queja de que “me voy”, entiendo que me quiera, pero no tan cerca como para lastimarlo y menos para quererlo.

Captura de pantalla 2018-03-26 a las 2.22.04 PM

y quisiera hacerle entender, que yo también soy frágil.

Yo también tengo miedo de que sus cambios me alejen.

Que me destruye cuando le digo te quiero y no obtengo una respuesta.

Que el amor cuando es silencioso o mata o muere.

Que también siento celos y a veces dudo en volver.

Que me dan ganas de renunciar,

pero dime ¿cómo se renuncia a lo que no te pretenece?

 

 

-Basado en un texto de Brenda Ramírez.-

 

 

Por: Jessica Correa.

Fotografías: Filmganesh

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s