Para el que me amo cuando fui un desastre

Dicen que el amor no cura, que el amor no te sana ni te salva, pues yo creo que sí lo hace.

Sí que lo hace. El amor te cura, el amor te ubica cuando estás perdida, te alivia el alma cuando no crees salir de “esa”, el amor simplemente te acepta siendo un desastre, siendo imperfecta e irrazonable, te acepta con todos tus términos y condiciones, con todos tus desperfectos y errores de fábrica.

El amor te hace bien.

15843939_1011122985660707_6819357128916436166_o

Y eres tú, el que me amo cuando yo no supe cómo hacerlo. Porque me sanaste, no intentaste arreglarme, me conservaste, no me desechaste en cualquier oportunidad. Porque eres tú el que anduvo en la cuerda floja paso a paso, el que saco una sonrisa de mi alma cuando todo era oscuro, el que me ayudo a recordar lo que en verdad valgo.

Porque eres y serás siempre tú, el que me quiere cuando estoy descolorida y cuando mi cielo no se pinta de colores tan bonitos, eres y siempre fuiste tú el que me quiso siendo torbellino y tormenta, eres y siempre serás tú. 

15975007_1018611578245181_6685949132397694021_o.jpg

Para ti es este amor, porque cuando nadie más veía la grandeza de mis actos, tú creíste en mí, me abrazaste y me miraste como si fuera una obra de arte, porque cuando todos parecían ignorarme, tú pusiste en alto mi nombre siempre. Porque a pesar de ser un maldito desastre, me hiciste creer hermosa, perfecta y especial.

Y para ti, porque cuando me culpe de todo, me pediste tener calma, me alivianaste el paso y me calentaste el alma.

Y esto, te lo dedico, porque cuando yo no creí en mí, cuando todo se vino abajo y cuando fui un maldito desastre, hiciste todo menos huir; me esperaste y me amaste con paciencia, me calmaste, me ayudaste y me proyectaste un camino mejor.

17814328_1095995053840166_2354494258423920293_o.jpg

Y porque cuando todo falló y salió mal, ahí estuviste tú, recogiendo mi desastre, limpiando mis lágrimas y amándome como la primera vez. Porque estuviste ahí arreglándome y dejándome remediarme, porque me viste mejor y me quisiste mejor.

Gracias.

Gracias porque me enseñaste que el amor es tomar lo bueno y lo malo, es tomar las riendas de la vida y salir juntos para adelante y que lo más importante es que amarse debe ser un acto incondicional, porque fuiste tú el que con errores y sin culpas me permitió ser.

17834417_1094690617303943_2766291385893718108_o.jpg

Gracias por leerme como una novela abierta – aunque a veces fue de melancolía -, gracias por beberme a besos – aunque a veces fui amarga -, gracias por seguirme hasta al final del mundo, aunque haya perdido la noción del tiempo y de las coordenadas. 

Y tal vez nada nos salga perfecto nunca, tal vez serán más errores que aciertos, pero si ya va a ser así, sé que eres la decisión correcta para salir adelante. Y como tú dices, “todos somos un desastre, pero es mejor serlo juntos.”

.

.

Texto por: Sofia Salame

Fotos por: André Josselin

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

3 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s