Más que amor, fue capricho.

Ese eras tú. El chico que prefería besar y pasear por mil y un bocas. El chico que no pretendía nada serio conmigo, pero me coqueteaba como si la vida se le fuese en ello. El chico que tan sólo buscaba un pase libre mensual. El chico que compromiso le sonaba como un futuro más que lejano o imposible. El chico que no le gustaba ningún tipo de drama. El chico que hallaba lo que quería cuando lo quería. Ese eras tú.

14902853_665844800232486_2174630510029377606_o

Esa era yo. La chica que no le regalaba besos a todos. La chica que no pretendía coquetearte, si sólo era para un buen rato corto. La chica que se entregaba al máximo, si lo sentía. La chica que dramatizaba. La chica que te haría sentir lo que jamás habías sentido o, por lo menos, lo intentaría. Esa era yo.

Dos polos opuestos. Dos cosas distintas. Dos personas que no deberían ni querer intentarlo. Pero como nos gustaba lo jodido. Como nos gustaba enredarnos en lo complicado. Como nos gustaba llorar por las noches haciéndonos sentir enanos de corazón. Como nos gustaba arriesgar sabiendo que chocaríamos contra el piso frío. Como nos gustaba gritarnos palabras hirientes. Como nos gustaba ilusionarnos para después arrepentirnos. Como nos gustaba hacernos tanto daño.

13926035_630988953718071_8526016819768807144_o.jpg

Quizás era divertido ver cómo sufríamos el uno por otro. Quizás nos satisfacía saber que no nos hartaríamos de volver al típico círculo vicioso. Quizás nos gustaba los encuentros a escondidas. Quizás no nos gustaba reconocer que éramos idiotas por seguir continuando con algo tan inútil. Quizás odiábamos sentirnos solos por la noche. Quizás nos embriagábamos a propósito para que esa llamada a las 3am no se viera como desesperada. Quizás nunca estuvo en nuestro plan acogernos a lo incondicional.

Jamás le desearía a alguien lo que tuvimos. Un vacío de amor. Vacío de saber que no sentirías nada auténtico por mí. Vacío de tener claro que no podrías cambiar con el pasar del tiempo, porque así eras. Lo tomaba o lo dejaba.Te dejé, escapé, huí a mil millones de metros y aún así sabía que volvería. Así que lo tomaba. Tomaba ese vacío que me estaba volviendo escasa. Tomaba todo lo que me acercaba más a la costumbre de dar sin recibir. Tomaba aquel maldito juego con un sólo ganador: tú. Lo tomaba por el miedo. Ese miedo que pretendía alejarnos. Hasta que decidí que yo sería la razón de esa lejanía.

12764838_556489924501308_1870920504176430988_o.jpg

Lo nuestro fue egoísmo puro. Egoísmo por no querer soltar aquel capricho temporal. Egoísmo al no querer vernos con alguien más, pero nosotros no éramos más que un préstamo de roces y besos. Egoísmo al seguir sosteniendo aquello que no lo valía.

12493515_538267242990243_3222281089895654584_o.jpg

No me arrepiento de haberme alejado de ti. No me arrepiento de querer hallar lo que me haga sentir plena sin culpa. No me arrepiento de ser como soy. Una loca que cree que lo más bonito es un te quiero sincero. No me arrepiento de creer que existe gente que nos haga bien. No me arrepiento de haberte conocido. No me arrepiento del tiempo que invertí en ti. No me arrepiento de las risas por tus pésimas bromas. No me arrepiento de haber caído rendida por esa sonrisa. No me arrepiento de lo que aprendí contigo. No me arrepiento de haberte entregado mi lado más humano. De lo único que me arrepentiré será que estaré preguntándome por ti siempre. Que pasarás por mi mente en un determinado lapso del día. Que lloraré en las madrugadas al saber que se terminó. Que besaré a tantos para querer hallar a uno cercanamente parecido a ti. Que me embriagaré para que duela un poco menos. Y sí me dolerá como la primera vez que te vi y supe que no eras para mí, pero aún así intenté amarte.

Texto por Camila Ventura Sáenz

Fotos vía: Jonas Jäschke

 

 

 

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s