Manual de Estilo Mujereologia:

¿Quieres colaborar? No dudes en leer este texto.


 

Manual de Estilo:

Mujereologia.com se define como un medio independiente de información general, con una vocación dirigida hacia el bien de la sociedad, defensora de los derechos y principios sociales. Se compromete al empoderamiento de la mujer y a guardar los valores sociales.

Los principios básicos son:

-Informar de forma veraz, completa, de alta calidad e interesante la información y los diferentes contenidos noticiosos y de opinión.
-Rechaza cualquier presión por cualquier partido o ideología política, religiosa o económica.
-Rechaza la difusión rumores o información no precisa.
-Las fuentes de información deberán de ser citadas y respetadas por la autoría de cada autor. Es así, que es inmoral apropiarse de contenidos de paternidad ajena.

Titulares:

-Deberán ser interesantes, con un menor de 56 caracteres. La mesa editorial podrá hacer cambios en ellos cuando crea pertinente (mayor interés, otro título similar, etc)

-Se debe evitar el amabilísimo y las apologías a falsas informaciones.

-“Los titulares responden fielmente a la información. En los casos de noticias, se desprenden normalmente de la entrada y jamás establecen conclusiones que no figuren en el texto. Los titulares y la entrada deben satisfacer la curiosidad primera del lector, que ha de quedar enterado de lo que ocurre sin necesidad de acudir al resto de la información.” (Manual de estilo El país)

Numeración:

-“Los números que preceden a un articulado o enumeración en varios párrafos irán en negrita seguida de punto —no de punto y raya— y unidos al texto por el signo de medio. Estos párrafos se sangrarán si así va el resto de la composición.” (Manual de estilo El país)

Uso cursivas:

-No abusar de su uso y sólo se debe hacer uso de ella cuando se haga mención de una palabra en otro idioma.

Uso negritas o letras de mayor tamaño:

-Uso para destacar una frase importante o un párrafo que pueda llamar la atención del lector, esto, para generar mayor interés.

Publicidad:

-Los espacios publicitarios no podrán ser utilizados para contradecir o matizar un hecho noticioso o alguna información ya publicada.

-La publicidad siempre estará diferenciada del resto de los contenidos, haciendo uso del hashtag #ad

Fotografías:

-Siempre se debe hacer mención de la referencia de la fotografía, autor y en caso de que se requiera, el lugar donde se obtuvo.

Expresiones malsonantes:

-Se les puede hacer un uso a expresiones vulgares o sarcásticas mientras no tengan un uso de violencia, discriminación o degradación a cualquier persona del público.

-Nunca se deben utilizar palabras o frases que resulten ofensivas para un grupo o comunidad de personas.

Normas generales de estilo:

-Uso del idioma de forma concisa, clara y precisa. Pueden utilizarse anglicismos cuando el texto lo requiera y estas palabras serán escritas en cursiva con la acentuación, género y plurales que corresponden a su idioma original.

-Uso del estilo particular del periodista, investigador o colaborador.

-Los términos empleador deben ser comunes, pero no vulgares.

-Las frases deben de ser cortas, con una extensión máxima de 20 palabras. Conviene variar la longitud de las frases y párrafos para así, mantener interés.

-Deben quedar claros los tiempos y las circunstancias en los textos.

-Las citas textuales se deben presentar entre comillas. Se recomienda no abusar de citas en lengua no castellana.

-Cuando una cita encierra otra, la primera llevará comillas dobles, y la segunda, simples. En el caso de que el principio o el final de las dos citas sea el mismo, sólo se usarán las comillas dobles.

-Los apodos pueden ir o en comillas o en cursivas.

-Los nombres propios se escribirán con mayúscula en su inicial y sin traducción de su idioma original. Ej “Jorge por George”.

-Uso iniciales en mayúsculas, separadas por un punto entre letra.

Abreviaciones:

-No escribir palabras o nombres de manera abreviada. Esta norma, sin embargo, tiene múltiples excepciones, dependiendo de la clase de abreviación utilizada (iniciales, siglas, acrónimos, diminutivos, apócopes, abreviaturas), de la circunstancia o forma en que se emplee y, también, de lo extendido que esté su uso.

-Se admiten las formas apocopadas o abreviamientos que han adquirido carta de naturaleza en el idioma, como ‘cine’, ‘foto’, ‘metro’, ‘moto’, etcétera, los cuales se escribirán en redonda. En cambio, aquellos más propios del lenguaje coloquial, como ‘cole’, ‘depre’, ‘seño’ o ‘profe’, entre otros, sólo podrán usarse puestos en boca de los protagonistas de una noticia, como notas de color. Y en todo caso, escritos en cursiva. (Manual de estilo El país).

Opiniones:

-Responden al estilo propio del autor y no serán retocados, salvo por razones de ajuste o errores flagrantes -incluidos los ortográficos, malos usos del tiempo o cuestiones ilógicas en el idioma-.

-Todas las opiniones o textos personales por los colaboradores deberán estar tagueados en la sección de colaboraciones con su respectiva fecha y autoría (nombre completo, anónimo o sobrenombre).

Coma, punto y otros – basado en el Manual de estilo de El País:

-La coma (,) indica las pausas más o menos cortas dentro de una oración, permite en la lectura conocer el sentido de las frases y puede señalar entonación ascendente o descendente. Nunca se debe colocar una coma entre sujeto y verbo. Las reglas para su uso, que se recogen a continuación, están tomadas fundamentalmente de la Gramática de la lengua española editada por la Academia, con algunas explicaciones adicionales.

-Se emplea punto (.) para indicar el final de una oración, para marcar los millares en las cantidades numéricas escritas con cifras, en las fracciones de hora (‘14.30’, pero no ‘14,30’) y para las iniciales de nombres o apellidos (‘J. Ortega y Gasset’, ‘John F. Kenne dy’).

-El punto va detrás del paréntesis, de la raya o de las comillas de cierre también cuando cualquiera de estos signos se haya abierto inmediatamente después de un punto. Nunca se suprimirán el paréntesis, el corchete o las comillas de cierre por el hecho de coincidir con el punto al final de una oración.

-Después de los puntos suspensivos (que son tres, y nada más que tres) no se pone punto final. Tampoco después de los signos de interrogación o de admiración.

-El signo de punto y coma (;) señala pausa y descenso en la entonación; no como el punto, que cierra una oración completa, sino como mero reposo entre dos o más miembros de ésta. Se trata del signo más subjetivo, que depende en gran medida de la voluntad del autor. Hace uso para: distinguir entre sí las partes de un periodo en las que hay ya alguna coma, entre oraciones coordinadas adversativas y cuando a una oración sigue otra precedida de conjunción, que no tiene perfecto enlace con la anterior.

-El signo de dos puntos (:) señala pausa precedida de un descenso en el tono; pe- ro, a diferencia del punto, denota que no se termina con ello la enumeración del pensa- miento completo. Se usa en los siguientes casos: ante una enumeración explicativa, ante una cita textual, ante la oración en la que se demuestra lo establecido en la que le precede, en los titulares, después del nombre de una persona, para indicar una frase, aun- que no sea textual.

**Después de dos puntos se escribe en minúscula, salvo que lo que siga sea una cita (entrecomillada o no) o una enumeración en varios párrafos, cada uno de ellos precedi- do por un número o una letra en negra.

-Las comillas deben emplearse sólo para encerrar frases reproducidas textualmente. Tienen también otros usos (enmarcar un sobrenombre, subrayar una palabra, destacar un neologismo o un término no castellano), pero para estos casos en el periódico se emplea la letra cursiva. Se usan comillas inglesas o dobles (“”), así como las simples (‘’), pero nunca las francesas o angulares («»).

-Se emplea paréntesis [()] para aislar una observación al margen del objeto principal del discurso, así como para incluir una llamada o un dato relacionados con ese discurso.

-La raya es un signo ortográfico (—) cuya largura de trazo impide confundirlo tipográficamente con el guión (-) o con el signo de ‘menos’ (—). La raya sirve para aislar una observación al margen del objeto principal del discurso, como los paréntesis (ya se ha explicado, al hablar de éstos, cuándo deben emplearse rayas y cuándo paréntesis).

-Debe evitarse el empleo de la barra (/), sobre todo por lo que tiene de contradic- toria su doble utilización: unas veces para unir, como sustitutivo del guión, y otras para separar, como en los quebrados (3/5).

-Los signos de interrogación, uno para abrirla y otro para cerrarla (¿?), engloban el objeto de la pregunta, el cual puede ser toda una oración o sólo una parte de ella. Los de exclamación (¡!), con los que se expresa fuerza o vehemencia, se utilizan en las mis- mas condiciones y con las mismas reglas que los de interrogación.

**Detrás de los signos de cierre nunca se pone punto, pero sí coma o punto y coma. Ahora bien, si al signo de interrogación o de exclamación le sigue un paréntesis, una raya o unas comillas, la frase ha de concluir con punto.

**Un signo de interrogación encerrado entre paréntesis, en este caso siempre el de cierre, indica duda; el de exclamación, asombro. Sin embargo, ninguna de estas dos formas debe usarse en textos informativos.

-El asterisco (*) se empleará para remitir al lector a una nota al final del texto. Se escribe entre paréntesis tras la palabra a la que se refiere.

Acentos:

-Las palabras cuyo acento prosódico carga en la última sílaba —las agudas— se acentúan ortográficamente cuando tengan más de una sílaba y sólo cuando ésta termine en vocal.

-Llevan igualmente acento ortográfico las palabras agudas que acaban en las consonantes n o s solas; es decir, no agrupadas con otra consonante.

-Las voces llanas —esto es, aquellas con acento prosódico en la penúltima síla- ba— se acentúan únicamente cuando terminan en consonante que no sea n o s, salvo que la n o la s vayan agrupadas con otra consonante.

-Se acentúan todas las palabras esdrújulas —aquellas con acento prosódico en la antepenúltima sílaba.

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s