Carta para ti, mi mejor extraño

En toda mi vida he tenido amigos unos vinieron e hirieron otros se fueron y curaron, algunos se quedaron para siempre… Tú viniste y curaste, te fuiste y heriste, duraste el tiempo necesario para enseñarme y volverte inolvidable.

Desde que comenzamos a hablar tenía ese sentimiento que estábamos contactados de alguna manera, nos entendíamos demasiado bien y los temas de conversación al parecer nunca se acababan; tiempo después lo hicieron. Me diste la oportunidad de poder ser yo, gracias. Encajaste perfectamente en mi familia, conociste a mis abuelitos cuando aún vivían en la tierra, a mis primos, mis tías…. A mis papás quienes te llegaron a querer como un hijo más, todos te amaban.

Yo te amé sobre todo y todos.

10604571_10152902156019547_248788100541567578_o.jpg

Tengo tanto que agradecerte. Por todas las veces que me consolaste, que me hiciste reír, que me diste un consejo, que me regañaste, que viste una chickflick, que me hiciste sonreír, que me hiciste amarme. Por sobre todo te tengo que agradecer por enseñarme a amar la vida. Gracias porque fuiste quien me sostuvo, quien me amó, soportó, consoló, aguantó… etc, fuiste mi todo.

Tú eras en quien podía siempre confiar, a quien podía llamar y sabía que me contestaría, quien siempre estaría ahí para sostenerme la mano cuando las cosas se pusieran difíciles, quien me tranquilizaba con solo un abrazo, quien me daba ganas de reír. Eras en quien más yo confiaba.

Nuestra amistad, se suponía, era fuerte, hecha para ir ala guerra y regresar intacta. Nos conocíamos mejor que nadie, estuvimos el uno para el otro en las mejores y peores circunstancias. Sobrevivimos tanto ataques juntos, curioso como no sobrevivimos el ataque del uno hacia el otro.

10873376_10152893232459547_3384597685737278145_o.jpg

Fuiste mi otra mitad, mi ALMA GEMELA, mi familia. Nunca podré terminar de explicar lo que tu fuiste para mi, lo especial y lo mucho que te amé y como aún después de todo, me sigues importando. No han inventado las palabras para explicar el impacto que tuviste en formarme en quien soy yo ahora.

Extraño nuestras platicas hasta la madrugada, nuestras llamadas de horas, las platicas sobre todo y nada, hablar de nuestro futuro…. Extraño tomar siestas contigo, tu forma de rescatarme de las reuniones familiares aburridas… extraño reírme contigo… Extraño oírte entrar por la puerta de mi casa como si fuese la tuya; lo fue; extraño cocinarte…Extraño tu risa, tus abrazos, tus consejos, tu vos.. todo… extraño todo. Te extraño a tí. Nos extraño a nosotros.

12725_10151247872609547_861297592_n.jpg

Eras el único que lo sabía todo de mí. Me viste en mi mejor y peor estado y aún así nunca te fuiste, siempre creíste en mí. Tuvimos una amistad de la cual escriben libros enteros, la cual merecía durar una vida.

Juntos pasamos días soleados y tormentas. Siempre hablamos de nuestro futuro juntos, como soñaba que estuvieras en mi graduación y abrazarte y llorar juntos en mi boda, como mis hijos te llamarían “tío” yo deseaba estar en tu graduación, estar en tu boda, que tus hijos me llamarán “tía”; vivimos tanto juntos que creí que nos hacía falta más; creo que estaba equivocada. “Juntos” ese era mi plan para el futuro. Tu estabas en mi futuro. Ojalá tan solo estuvieras en mi presente.

Algo en nosotros cambio. Dejamos de contestarnos las llamadas, las conversaciones largas se convirtieron en mensajes de una palabra. Eventualmente comenzamos a separarnos, no sabíamos que pasaba en la vida del otro; tanto había pasado en mi vida; como en la tuya; ya no nos contábamos todo. Nos estábamos alejando…

526791_10150692036874547_416260927_n.jpg

Entramos en una nueva etapa, prometimos pasarla juntos. Conocimos nuevas personas, entramos a un nuevo ambiente. Cambiamos y no hay nada de mano en eso, tu cambiaste, yo cambie, nuestra amistad cambio, todo cambio….Cambiamos muchas cosas de nosotros; incluyendo nuestra amistad.

No sabes lo que me dolió enterarme de tus nuevos pasatiempos por medio de alguien más, ojalá te pueda explicar lo que sintió mi corazón al ver que todas tus fotos de pronto eran con alguien más, como llamabas “alma gemela” a alguien mas, como tenías tiempo para salir con esta nueva persona y ya no tenías tiempo de salir conmigo.

Llegamos a tal punto en que sabemos del otro por algunas redes sociales y amigos en común. Me alegra saber que estas feliz, experimentando cosas nuevas, que te gusta tu carrera universitaria casi todos los días, que lo viernes tienes con quien salir en la noche y los sábados con quien desayunar, que aún vas a comer pizza a ese lugar que encontramos juntos. Me emociona saber que eres feliz.

387023_10150392005939547_1132302508_n

Cada quien toma sus decisiones y escoge su camino y lastimosamente, tu tomaste tus decisiones y yo las mías y nuestros caminos ya no coinciden. Aunque esto pasó tienes que saber que no hay día en que no piense en ti, escucho una canción que me recuerda a algo que vivimos, paso por algún lugar especial para ambos, veo fotos nuestras, conversaciones antiguas o comentarios de mi mamá y cuanto te extraña…. Vivimos tanto en tantos lados que los recuerdos están presentes en todo lugar.

Fuiste más que un simple amigo, fuiste mi familia… al perderte perdí familia y no sabes cuanto duele eso. Quiero que sepas que extraño a la persona que solías ser antes de cambiar para “encajar”, extraño nuestra amistad y quien eras… Mis nuevos amigos no son como tu y en definitiva no pueden sustituirte.

284545_10150263826889547_302858_n.jpg

Dile gracias a tus nuevos amigos de mi parte por hacerte reír, por consolarte, por acompañarte por estar contigo todas las veces que yo no pude y no podré… Estaré internamente agradecida con ellos por cuidar de ti.

A ti gracias por tanto. Y aunque se que no volverá nada a ser igual quiero terminar agradeciéndote. Cambiaste mi vida. Me demostraste lo que es una verdadera amistad y el amor incondicional. Tienes que saber que te sigo queriendo y no hay forma en que te extrañe menos. Seguiré preguntando por ti a tus amigos, porque no quiero que te lastimen y porque quiero saber que estas feliz. Mereces tener toda la felicidad que me diste a mí.

Aunque quisiera que todo volviera ser como antes, se que vivimos lo que tuvimos que vivir y duramos el tiempo exacto para ser inolvidables,

Mi promesa sigue, estaré siempre para ti, así hablemos o no. Te sigo queriendo y siempre lo haré.

Fue un placer coincidir contigo,

Estaré eternamente agradecida por el privilegio de haberte llamado mejor amigo.

 

Gracias,

Colaboración por: Lael Zapata.

 

Fotos vía: Auriane Allaire 

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

2 thoughts

Deja un comentario