Y todo ese tiempo…

Y en ese tiempo, me dediqué a conocer hombres.
Con una batalla perdida colgada en la puerta del alma y con mucho dolor a cuestas, me dediqué a conocer hombres.
Y para mi sorpresa, en cada uno de ellos me encontré con alguna partecita de mí.
Caminé con hombres muy bellos, pero con redes muy espesas en las cuales no me interesó enrredarme.

13395184043_12dfcf936d_b.jpg

Crucé seres de mentes muy locas, pero con corazones pendientes de mi ser cada día como si la misma fuera algo inigualable.
Y conocí otros tantos, de esos a los que les gusta fingir que sus sentidos se han desvanecido por tí.

Me vestí de muchos colores y me vestí de negro, use tantas mascaras y olvidé ponerme tantas otras, conocí mundos con todos los olores y otros oliendo tan solo a nada.
Probé besos de todos los sabores y también camas con carencia de sabor.
Me escondí muchas veces e ignore tantas otras.

dsc7271_2m.jpg

Pero por sobre todas las cosas, les dediqué a cada uno el tiempo justo y un poco más.
Para mi asombro, también conocí a quienes hicieron de mí algo ilusa e ingenua.
Habiendo ya recorrido tantos caminos en las tierras del amor, abandoné por ratos todo lo aprendido y me dejé enamorar como una pequeña primeriza.

Fui tantas veces yo y tantas veces mi sombra.
Conocí el placer sin amor y el amor sin placer. Sentí amor y pasión, deseo y rechazo. Fui tantas veces yo y tantas veces mi sombra.
Rosé tantas pieles como tantas manos tocaron la mía. Conocí tantos cuerpos, pero sobre todo también conocí el mío.

street_man
Cargo conmigo una cesta de pecados y muchas miradas que se han quedado grabadas.
Traigo muchas películas que volvería a mirar y tantas otras que solo quiero olvidar.

Y entonces fue así que por mucho tiempo, me dediqué a conocer hombres.
Y para mi sorpresa, en cada uno de ellos me encontré con alguna partecita de mí que aún no conocía.

Descubrí seres presos en esos cuerpos que tanta libertad expresan.
Percibí infinidades de silencios, en labios que no dejan de moverse.
Sentí tantos huecos, tras esa soberbia ironía que se apodera de ti…y de mí.

Street+Photography-99.jpg

Pero sobre todas las cosas… pude detenerme para sentirme entera y completa.
Hoy me cuido, me respeto, disfruto con mi cuerpo pero también con mi alma.

Hoy con tantas historias que contar, hoy con tantas nuevas teorías para amar puedo confesar, que por mucho tiempo me dedique a conocer hombres.
Y para mi sorpresa, en cada uno de ellos me encontré con alguna partecita de mí que aún no conocía.

 

Colaboración por: EnRriqueta Lupe

4 de abril, 2016.

 

Fotos de sus respectivos dueños

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s