Quiéreme despacito

Despacito, de a poquito, centímetro a centímetro, recorre con tus dedos el borde de mi paisaje. Con calma, con tranquilidad te invito a navegar el en mar de mis ojos. Conviérteme en tu inspiración, en aquella prosa, musa o si quieres, poesía.

Quiéreme y disfrútame como tu obra de arte favorita, intenta descifrarme con tus ojos entrecerrados. Hazlo y desacelera tu palpitación.

18880214_1164168860354676_3294909673625488095_o.jpg

Escúchame hablar de mi libro favorito, de mi peor error, de aquel terrible momento. Tómate el tiempo del mundo y enuncia cada facción mía, cada forma de hacerlo, cada manera de reír o de enojarme. Hazlo y apréndeme, por si algún día necesitas tenerme ahí.

Quiéreme, hazlo y que se corte con una tijera el hilo del tiempo. Sí, qué pasen las horas, los meses y qué ni nos demos cuenta. Qué estando aquí sea nuestro lugar favorito, qué así no querrámos irnos a ningún otro lado.

Y de pronto, que veamos los segundos pasar. Tómame la mano fuerte y sin soltarme acúerdate que aquí, es y será tu hogar.

18358559_1138335756271320_3492048543328779658_o.jpg

Encántame con tu sonrisa mientras entrecortas tu respiración. La mía, la nuestra, es lo mismo. Quiéreme lento, como el primer día, ese en el que creíamos querernos tanto. Ilusos, si tan sólolo hubieramos sabido.

Y así, qué nos vaya mejor, que dure más y que nunca decrezca, sólo aumente. Lento, para sentírnos vivos, sin distracción.

14940198_956396721131892_3318188583412445104_o.jpg

Y así, qué se alarguen los infinitos, qué se extiendan los minutos, qué se agreguen los espacios…. qué se sienta más real.

Lento para que me memorice tu mirada de miel, sin prisa para observar el recorrido de tus palmas, a destiempo, despacito… para que tus manos se recuerden del calor de mi piel, tus yemas de la historia de mi piel y para que tú me atesores, para que me tengas ahí cuando no esté.

18238058_1136732706431625_1863982023634325167_o.jpg

Déjate llevar, sin pensar de más, sin hablar de más. Y así, encontrarnos en un tiempo detenido, para quedarnos.

Quiéreme y que una puerta abra a la otra. Sin prisa, sin términos ni condiciones, sin nada que dudar. Por favor, quiéreme sin apuros de irte.

Texto por: Sofia Salame 

Fotos vía: Valentin Duciel

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s