Caí en la línea de la vida que no podré borrar

Estaba por finalizar mi día más anhelado, y aún me arrepiento de la decisión que tomé.

Exigía más de la vida, de mis esfuerzos y no por eso, no dejaba de agradecer de haberme graduado de la Universidad. Sí, soy una profesional que día con día se empeña en mejorar en su área y en otras que puedo desarrollándome y a pesar de todo esto he logrado algo dentro de mí sigue en vacío.

18358865_1139973549440874_8605461822659756805_o.jpg

Aun no comprendo que será ese vacío ¿Dependencia de ser escuchada y querida? ¿No permitirme a estar sola conmigo misma? No sé si deba aprender otras formas de querer, no lo sé, las dudas me invaden, en estos días Facebook me ha hecho mirar amigos y conocidos, casarse, enoviarse, demostrarse cariño. Y sólo pienso que a mí no me ha tocado algo siquiera medio completo una persona segura de lo que siente, sino todo aquello que sobra de si misma.

18403761_1143199492451613_3993535385873237406_o.jpg

En el transcurso de estos años, he conocido todo tipo de chicos y hombres y por supuesto he salido con ellos no llegando a nada con peso seguro, pero con todos, unos más que otros me han dejado una marquita dentro de mí.

Después de mi gran amor, dos chicos han marcado mi vida: uno que ya dejé ir hace mucho tiempo y otro que dejé ir por terca, por esperar, por querer de más, por aceptar menos, por ser un medio incendio cuando se podía ser un incendio completo.

18595577_1150836261687936_8916274553001680518_o.jpg

Era un caballero con defectos, muchos…pero que de algún modo se metió en mis entrañas… unas entrañas, que no me permitían que fuesen mías. Esa sensación que me hizo pensar a mis 22 años “si no luchas por él puede que la vida no me presente de nuevo a un hombre como él y con toda aquella lista de defectos” pero eso no importaba tanto como la comunicación que entrelazábamos día con día, y más que un sentimiento lo veía como un amigo.

Lo dejé ir por una interminable dudas dentro de mí que hasta hoy en día obstaculiza aún más mi vida.

Me equivoque y le dije palabras que lo dañaron y ofendieron, después de no habernos dicho nada de esto en el transcurso de la corta travesía que habíamos alcanzado.

18623692_1155472041224358_6943376171080166332_o.jpg

Y me quité la espina del lado, porque nos equivocamos mis amigas y aunque creo que no me equivoco más que 1000 mujeres en el universo. Me debo de perdonar porque yo misma me fallé aceptando menos y dando más.

Me duele porque no duró, no sintió y no quiso al igual que yo. Me dije una vez más continuaré me toca hacerlo, me imagino que todos sobrevivimos luego de este calor y nudo en el pecho. Escribo esto a 6 días antes de empezar los 22 años y lo que digo es que sé que va a doler tanto que dudaré de mí y querré dejar la esperanza del amor de un lado.

Pero prefiero las sonrisas ilógicas, la paz inexplicable y el amor inagotable que una decisión como la que tomé me llevará a todo esto que he anhelado siempre siempre ya que “caí en la línea de la vida que no podré borrar”.

 

Colaboración por: Karen Godínez Chinchilla.

Fotos vía: Valentin Duciel

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s