Qué ironía es quererte

Y mientras te canto, recordando lo que no fue pero pudo ser, tengo que inventarme otro nombre para no tener que escribir el tuyo porque me duele; me duele aunque no hayamos sido en realidad nada ya que en secreto lo fuimos todo. Para mí, esta breve relación que mantuvimos parcialmente en el anonimato lo fue todo.

17966886_1377670982297774_6659496664489039449_o.jpg

Debo confesar que te ves muy bien con ella, feliz. Tan feliz como te veías conmigo y espero que ella a ti te parezca más que suficiente y que la veas con esos ojos de amor con los que creí que me veías a mí – yo sé que si estás leyendo esto ahorita vas a estar pensando que no dejo el drama a un lado – y no, no puedo.

17972194_1380203805377825_225769660631530928_o.jpg

De verdad deseo que ella no sea tan problemática como lo fui yo y que nunca te alejes porque ella no tenga la confianza suficiente de quererte y dejar de dudar. Espero que aquella persona con la que duermes ahora abrazado sea los suficientemente fuerte para nunca tener miedo de perderte como lo tuve yo.

Ojalá que esta vez no le tengas miedo al compromiso y te quieras dar la libertad de enamorarte por completo y sin demoras, sin preguntas, sin hubieras, sin pensar en el qué dirán.

17546879_1363193920412147_5928401697050739462_o.jpg

Ojalá que ella sea lo que siempre has buscado y si no lo es que te des cuenta que no necesitas nada más que a ti mismo (aunque suene que digo esto más para mí o el lector que para ti. Pero si la amas, no la dejes ir. No la dejes ir a ella como me dejaste ir a mí.

Debes ser paciente con ella si te quiere tanto como te quise yo porque entonces va a valer la pena aunque sea difícil y tú sabes que lo será. Las cosas por las que vale la pena luchar nunca son fáciles.

18320750_1404068459658026_1161801350749653772_o.jpg

Y aunque ya sabía que esto pasaría, verte con ella me dolió más de lo que me esperaba porque tu sonrisa es genuina y a su lado te ves tranquilo y sin preocupaciones de que algún día la vayas a perder.

Me duele, me alegra, me da envidia… Todo a la vez ya que conmigo tu vida era una montaña rusa, todo era inestable, era estar bien un día y al otro no querernos volver a ver.

18422974_1409224152475790_4561301657257474055_o.jpg

Y te repito, me duele, porque te extraño a la 1 de la mañana cuando tengo miedo y rompo en llanto porque recuerdo que antes tú estabas aquí aunque no fuera completamente real, aunque físicamente estuvieras en otro lado… estabas aquí conmigo y ahora estás quien sabe donde pero con ella.

Y no me malinterpretes, yo sé que estar conmigo te dolió más que dejarme ir. Hasta cierto punto agradezco que te fueras, por tu propio bien y porque tú no te merecías eso.

18449752_1407635295968009_3583323680306034483_o.jpg

Tú mereces alguien como ella, que te haga sentir en casa con su abrazo y protegido cuando la mires a los ojos. Qué bueno que la encontraste, espero que con ella sí sientas que eres dueño del mundo.

17990639_1378966302168242_6903813112836523280_o.jpg
***
Mi voz, mi cielo, mis manos… seguirán siendo tuyos. Qué ironía… Todavía cierro los ojos y puedo verte, la única diferencia es que ahora te veo con ella y no conmigo. Y duele pero está bien. Tal vez no en este mismo momento pero eventualmente todo va a estar bien.

Colaboración por: Andréa E Calderón

Fotos vía: Tina Sosna 

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

2 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s