No me dejes ir

Tengo un nudo en la garganta compuesto por lo que nunca te dije y preguntas que me atormentan.

Necesitas saber que estoy cansada, que no puedo estar todo el tiempo tratando de deducir que es lo que pensas y lo que sentís. Me confundís todo el tiempo, diciendo una cosa y haciendo otra, aunque la mayoría de las veces ni siquiera decís.

unnamed-9.jpg

No te sé, no me dejas saberte y eso me atormenta. Necesito que hables, escuchar lo que tenes para decirme, lo que sentís por mí, sea bueno o malo. Prefiero que me lastimes con una verdad a no saber que te pasa, y encontrarte totalmente vacío.

Ya perdí la cuenta de las veces que por esta maldita confusión quise terminarlo todo, pero ¡NI SI QUIERA ME DEJAS!

unnamed-10.jpg

Cuando estamos juntos, actuas como si en el mundo existieramos solo vos y yo. No puedo explicar lo que siento al mirarte a los ojos y al mismo tiempo sentir como late tu corazón, cada vez más fuerte, pareciendo que va a salirse de tu pecho, mientras que a míme pasa lo mismo. Nuestra conexión cuerpo y alma en el momento arden, en un instante el deseo se vuelve incontrolable.

unnamed-7.jpg

Pero cuando me voy, porque nuestro momento juntos llegó a su final, todo vuelve a ser como antes. No hay palabra alguna, pareciera como si de tu mente se borrara ese hermoso momento y todos los demás.. te volvés frio y distante, todo lo opuesto a lo que sos cuando estamos juntos.

Te amo hoy y te voy a amar siempre, pero por favor no me dejes ir. No quiero dejar de ver el universo en tus ojos, ni dejar de sentirte. Dejame saberte amor, todavía estás a tiempo.

Texto en colaboración: Agustina Rodríguez.

Fotos en colaboración: Jerson García

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

5 thoughts

  1. Simplemente quería que des todo de tí, como yo lo daba todo de mi, te amo y te amaré siempre Cristhian N, pase lo que pase, mi corazón será tuyo y te esperará con ansias a ti y tu cambio, ya tus errores están olvidados, solo quisiera volver a abrazarte y decirte lo mucho que te amo.

    Me gusta

  2. Irónico es que aparentemos una despedida, cuando no queramos irnos.

    Lo he dicho, no me dejes ir, pídeme que me quede, pero nunca llego la respuesta que necesitaba aquella que pedía a gritos.

    Irónico es que me dejaste ir pero siempre vuelvo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s