La última

Te prometo que ésta será la última, de entre todas las cartas que escribí y no te di. Esas en las que te odiaba, y aquellas en las que te amaba.

Te amo, incluso si nunca te lo dije, a pesar de haberlo querído gritar un millón de veces, lo hago. Y sí, pasé un largo tiempo con aquellas palabras brillandome en los ojos, cinco letras bailándome en los labios. Y no te lo dije, porque tenía miedo, porque estaba aterrada, porque sabía que te perdería, tal como fue.

unnamed-3.jpg

En esta carta te diré todo eso que nunca me atreví a decir, y todo aquello que incluso al pronunciarlo tú no te atreviste a escuchar.

Te amo. Amo cada centímetro de ti. Los rizos en tu pelo y tus cejas ocultas detrás de el, tu peculiar olor, y tu voz cuando estás cansado, o muy emocionado. Amo el lunar de tu cuello y la calidez de tus manos. Pero sobre todo amo el sonido de tu risa, que incluso aunque no quiera se repite en mi mente como un cassette averiado.

Aprendí también a amar tus defectos, tu brutal honestidad y tu frustrante sarcasmo, como podías olvidarlo todo y creer que eras el rey del mundo.

Hoy, puedo recordar mi corazón palpitante, expentante en punto de la hora aún sabiendo que vendrías tarde, siempre estabas tarde. Memoricé tus respuestas a tal grado de saberlas incluso sin haber preguntado y me grabé tus promesas aún cuando sabía que no podrías cumplirlas y las guardé esperando que algún día quisieras, pero hoy yo ya no quiero.

unnamed-4.jpg

Te convertiste en todo aquello que te dije que me asustaba. El amor al que siempre vuelves, el que hagas lo que hagas no puedes dejar ir. Aún me cuesta trabajo asimilar que borramos los puntos suspensivos, que realmente terminó, que aquel beso en la mejilla sería el último. De haberlo sabido, que aquella sería la última vez me hubiera quedado más tiempo, o me hubiera aferrado más fuerte a tu cintura o te hubiera besado más lento. Pero de entre todas las veces que nos hemos despedido, ésta no ha estado tan mal.

Sólo espero que algún día te des cuenta de todo lo que perdimos, y de todo aquello que pudimos haber logrado juntos si hubieras luchado por ello, pero nunca pudiste entender que me gustas tú, que te quiero a ti y a pesar de saber que no eres y nunca fuiste lo que quiero, sí eres a quien quiero.

unnamed-5.jpg

Por mi parte comprendí que aún si terminamos, no importa a dónde vaya, siempre habrá un asiento vacío justo a mi lado que debería ser el tuyo y si alguna vez llego a enamorarme de nuevo sólo espero que me trate como tú, que me bese como tú y maldita sea, sólo espero que vuelvas a ser tú.

Pero no importa lo mucho que llegué a perder la cuenta de los deseos que pedí para que te quedaras conmigo y lo mucho que anhelé que estuvieras al final de mi hilo rojo, por fin comprendí que no existe tal cosa como el destino y que si había un hilo rojo el nuestro no eran más que nudos, que lo más parecido a un final de cuento es el amor que construyes con el tiempo y a pesar de lo mucho que traté de defenderte del mundo entendí que si no estás aquí no fue el destino, fue tu decisión.

unnamed-6.jpg

Entonces no importa si fuiste mi amor que desgarra la vida y los trozos de lo nuestro me persiguen para siempre, amarte fue el peor juego que he jugado y la carrera de mi vida ha sido correr tras de ti, perdón si después de tanto preferí dejarte a seguir jugando y estoy deshecha de tanto correr, ya sé que tengo que soltarte.

Y aún si no sé cuánto tiempo me va a tomar asimilar que ya no seremos todo eso que imaginé contigo, no sé cómo haré para dejar de recordarte en cada maldito rincón en el que alguna vez estuvimos juntos, no sé cuánto tiempo tardarán en desaparecer mis ganas de correr a buscarte, no sé si alguna vez podré olvidarte y no sé si quiero.

 

Colaboración por: Blanca Mendoza

Fotos en colaboración por: Laura Arrias, Hector Garay y Angie Mabel Loayza Rodas

 

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s