“Ojalá te violen”

“Ojalá te violen” esa fue la frase que recibí en el tan homenajeado Día Internacional de la Mujer.

Después de pasar todo el día viendo publicaciones en Facebook, frases de Walter Riso, campañas publicitarias porque evidentemente las marcas no pueden perder oportunidad para “apoyar a las campeonas”, estaba rumbo a mi casa por el famoso Puente del Juan Pablo segundo, dos carros chocan como es usual por esos rumbos, y un furgón queda atascado detrás del choque.

Yo vengo en mi carril de forma correcta, y me percato que el mismo está tratando de evadir el accidente invadiendo mi carril, sin embargo la distancia que había entre el cabezal y el bumper de mi carro era no mayor a 1 metro de distancia, vulgarmente hablando: “se le iba a subir encima a mi carro”, evidentemente empiezo a pitar haciéndole saber que estoy ahí y que se continua me va a golpear el carro, él entiende vuelve a su posición inicial y yo continuo en mi carril, al momento de pasar a la par el chofer me grita por la venta:
“Movete jueputa Zorra, pasa pasa Malparida” palabras merecidas por el simple hecho de evitar que me golpeara el carro y además ocasionar un segundo caos vial.

No satisfecho con sus palabras en honor al Día Internacional de la Mujer, el chofer me alcanza en la presa, saca su cara por la ventana para dejarse decir lo siguiente:
“Pedazo de Zorra, ojalá te violen por Malparida”

Me quede mirando fijamente, confundida, desilusionada, dolida, denigrada, avergonzada, furiosa, impotente.

Y recordando las palabras de mi mamá “mi amor si algún viejo le grita en la calle, usted nada más lo ignora”, le conteste: “¡Maricon!”

Se podrán imaginar la cara del caballero cuando le la falte el respecto de esa forma con prepotencia e indignación pregunta “¿Cómo me dijo?”

Los sentimientos ya anteriormente mencionados se intensificaron, pero ésta vez acompañados, de un miedo terrible, por haber cometido semejante error le conteste “MARICON, que haces gritándole a una mujer de esa forma, eso es lo que sos, un gran MARICON.”

El señor naturalmente me dijo, “Quiere que me baje y le meta un pichazo para que vea como no soy ningún Maricon? ¿Usted cree que porque su cabro le compro ese carro puede andar jugando de viva?”

Di por terminado el diálogo de la siguiente forma “Por lo menos él si tiene plata para comprarme un carro, y no es un muerto de hambre como usted.” Y de forma muy elegante subí la ventana eléctrica con vidrio polarizado, subí el volumen del radio, el semáforo cambio de color y logré continuar.

Como se podrán imaginar ni cabro, ni novio, ni esposo o algo similar que me compre carro. Trabajo de 8 a 5:30 todos los días de la semana, hago Uber el tiempo que “mi cabro” me deja libre, trabajo free lance en eventos especiales y si tienen algún camaroncillo por ahí me pueden avisar, porque tengo menos de 15 días para ajustar la próxima mensualidad de mi carro.

¿Fui agredida por un hombre desconocido, en media calle, un miércoles a las 6:00pm, por evitar que golpearan mi carro?

Cinco minutos después de haber pasado el semáforo me di cuenta que evidentemente había sido agredida, que no fue necesario que se bajara y “me metiera el pichazo”, para sentir un dolor inmenso, se me alzo el cuerpo en un temblor, lloraba desconsoladamente, quería matar a cuanta persona se pudiera a mi alrededor, sólo les puedo decir que no tengo recuerdo de cuándo fue la última vez que alguien había abusado de mí de esa forma.

Aun no estoy segura si el delito fue defender mi carro, o ser mujer.
En el fondo de mi corazón espero que el caballero no tenga una idea, la más mínima idea, de lo que puede sufrir una mujer al ser violada.

Confió en que simplemente se dejó llevar por las circunstancias y no es su modus operandi.

Que su mamá y su hermana, no sean víctimas de su complejo de inferioridad que defiende su integridad con golpes.

Ruego que su esposa y sus hijas no aprueben ese comportamiento machista, en donde una mujer puede andar un carro del año sólo “si su cabro se lo compra”.

Invito a las mamás de hoy en día que no incentiven en sus hijas ese comportamiento sumiso respaldado por un sentimiento inferioridad.

Papitos, dejen que sus varones lloren, que jueguen con mujeres, enséñelos a respetar, cambiemos “los hombres no lloran” por “los hombres no hacen llorar a las mujeres”

Mujeres, esto es nuestra culpa:

– Así no me sale a la calle, porque se ve muy provocativa.

– Aprenda a quedarse callada, así ningún hombre se la va a aguantar

– Él es su hermano y usted tiene que hacer lo que él le dice.

– ¿Ya le aviso a su novio para dónde va o no va a pedir permiso?

– Mi amor dele un besito al novio de mami.

– ¿Cómo que usted no sabe hacer arroz, que va a hacer cuando se case?

– Lo que usted está buscando es que su marido se haga de otra

– Pídale permiso a su papá para salir, aquí se hace lo que él dice

– Yo me case para que me mantengan

– Sírvale la comida a su hermano.

– Nadie me va a creer, van a decir que yo me sometía

 

 

Lo grave no es lo que pasa en el día a día, lo grave es lo que hacemos para cambiarlo y quedarse callada ya no es la solución.

Una mujer de 21 años que se cansó de sufrir abuso por parte de los choferes, los peatones, el profesor de la U, los compañeros del cole, el vecino y el padrasto.

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

One thought

  1. Estoy de acuerdo hoy me paso algo parecido fui a estudiar y él profesor me dijo que iba mal vestida porque llevaba chores cortos y que así no podía entrar a la clase de él estaba mal vestida salí al baño y llore porque me sentí mal lo hizo frente a toda la clase yo le respondí que no me vestía para complacer a nadie y que yo iba a aprender no a que me juzgaran mi manera de vestir.saludos desde Cúcuta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s