Tóxico

Ojalá hubieras sido veneno…
fuiste peor, fuiste tóxico como una droga,
no me aniquilaste de tajo…
fuiste peor, me consumiste de a pocos.

Desactivaste mi razón, construyendo espejismos
fuiste tóxico, una montaña rusa de insatisfacciones
que insistí en llamar felicidad…
aunque lentamente consumiera mí alma.

Tantas advertencias, tantas señales, pero…
fuiste tóxico, pusiste filtros a la realidad,
la editaste, y yo feliz te creí,
me embriagué de tus mentiras.

Llegué a amarte tanto, que me olvidé de amarme a mí
fuiste tóxico, te aprovechaste de mi debilidad
fui tu presa, más no tú victima…
mi victimario fui yo misma, me aferré a ti.

Encontré placer en mi destrucción
fuiste tóxico, empecé a vivir en función de tus deseos
¿Quién soy? ya no me reconozco,
mis sueños no son míos.

Te di mi piel, mi vida y mi alma, pero…
fuiste tóxico, no fue fácil arrancarte de mí
Porque yo ya no era yo, era tú a través de mí
La abstinencia de ti terminó de consumirme… y al final pude renacer

Poema en colaboración de: Marelsy Castillo / www.soymelinas.com

Foto en colaboración de: Iver Kahlo

Anuncios

Author: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Deja un comentario