A ti chiquita

A mi hermana menor, a la que ya es una mujer. Siempre va a parecer ayer cuando jugábamos a la escuelita y a la casita, cuando eras menor de estatura que yo y cuando te enseñé a montar bici, aunque yo nunca aprendí.

Nunca me voy a terminar de sorprender por tu capacidad para aprender, por tu risa y todas esas cualidades y valores con los que has crecido y te has desarrollado.

Hoy no me queda nada más que decir que te amo y admiro, eres la mejor compañera que me pudo haber llegado, soy bendecida de tener a las mejores hermanas.

A ti, chiquita quiero felicitarte en esta nueva etapa, pero también quiero recordarte de siempre ser tú misma, de no tener miedo y de seguir tus sueños tan locos siempre, que LITERALMENTE te llevaran al cielo y la Luna, literalmente.

Hermana, qué podría saber yo de la vida si soy tan sólo unos años más grande que tú… sin embargo quiero que sepas, que lo poco que sé siempre estaré dispuesta a mostrártelo, que nunca dudaré en decirte lo que hiciste mal y a contradecirte cuando, tengas o no, la razón jaja, quiero que sepas que seré incondicional en tu vida, en los mejores y peores días, en los días intensos y llenos de risa y en esos en los que me ignoras y no quieres ver Malcolm o Friends.

Que no te digan cómo ser mujer, cómo ser tú… sé quién te dé la gana ser.

Nunca desistas en tu búsqueda por la paz y la equidad. Estudia, aprende y dedica tu tiempo en lo que amas y con quienes amas. No olvides, que antes que amar, debes amarte a ti misma y que todo gran amor comienza con el propio.

Chiquita, ya eres una mujer. Con responsabilidades y un mundo por delante. Te tocará conocer gente increíble, aprende de ellos. Te tocará conocer gente que querrá hundirte, ignóralo. Nunca ensucies tu bondad con ese odio y desprecio que termina con las personas. No los imites.

Hermana, a ti, te digo… está lo mejor por pasar, no tengas miedo a lo que viene, mantén tu cara en alto y tus valores dentro de ti, nunca olvides lo que nos enseñaron pá y má, sé tú siempre, lo que quieras ser y ante todo, cuando tengas que decir la verdad, alza la voz, aunque te tiemble la voz. Abraza y cuenta tus defectos pero explota tus virtudes, sé una luz en la oscuridad.

Hermana, eres más que solamente guapa y mereces ser tratada más que tu belleza (que es inigualable e envidiable).

Te podría dar 72 consejos y más, pero me limitaré a decirte que vas a llegar muy alto, y no por tu altura o esos tacones que me pasan 2 cabezas, sino por tu corazón y tu cabeza, tus ganas y tu hermosa forma de ser.

Te amo.

Siempre tuya.- Sofia

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s