Tiempo detenido

Cuarto para las doce.

En el preciso momento, perfecto cronometraje.
convergemos en Tic, tacs. Nos reconoció el cielo, el suelo y el mismo tiempo.
Mirada que sabe, te sabe. Despacio, rápido. Sin diferencia.

Preciso momento: inexacto, alterado.
Pertinente, incidente. Tiempo detenido.
Miradas con dedicatoria. De esas que delatan, pierden y encuentran.

Te vi. Un primer amanecer, un segundo, un tercero y sin alcanzar el espacio en el calendario.
Arropada en tu noche, sin ser mera casualidad.
Encuentro, desencuentro. Segundo tras segundo, tras el resto de la vida.
De vida en vida de tu mano. Saltando manecillas.
Antes, después, todo. Pero contigo.

Processed with VSCO with x1 preset

Décimo crepúsculo y hasta mi último amanecer.
De vida en vida. Continuo y discontinuo,
un ultraje de meses, de años, de vidas.

Pasos,
los tuyos: mi camino, cadena perpetua.
Viendo la vida pasar. Caso perdido, ya me tenías. Congelado, ya era tuya.
Sin contar segundos, mas bien ellos, hablando de nosotros.

Sanando,
sangrando,
viviendo, muriendo. Sentencia. Perfecta sentencia.
Viajando con equipaje de mano. De la tuya.

Sin condición. Lapsos, intervalos, ya éramos uno.

Processed with VSCO with b4 preset

La voz, trabada.
El paso, sin avanzar.

Y echándome al vacío, al pozo de tus ojos.
Sin prisa, piscina de encanto.
Arrebatándote conmigo, arrastrándote sin demanda.
al fondo. A mi historia.

Tiempo alterado, tiempo alternado.
Cesgo. Cesura. Sin avanzar el tiempo y para mí, viendo la vida pasar frente a mis ojos.

Espacio.
Tic – Tac. Medio tiempo.

Miradas cóncavas. Se prometen, se aseguran.
Vistazos aparentemente, calcinados
que reconocen.
Te reconocen.
Te saben.
Te saborean.

Processed with VSCO with a4 preset

Te ví.
Al borde de mi piel, navegando por mi furia, entrando en mi espacio, a destiempo. Tarde.  Sin apuros. Sin cita. Sin problema.

Te ví.
Al preludio de mi escape. Sin prisas ni errores, con perfecta precisión. Atinándole.
Ubicándote en mi vida, desubicando mi calendario.
Sin reservas, ni agotados intentos.
Cuarenta y tres. Sin antagonistas ni terceras personas.

Anotarte, sepultarte en etcéteras y conservarte para los días de asueto.
Queriéndote, estimando tu tardanza
y solamente, quiero llevarte de souvenir.

Te designo, te elijo.
Par de conquistas, ojos que dicen
y mi alma concuerda sin anticipación.

Processed with VSCO with 3 preset

Ese. Preciso. Momento: Me inscribes, nuevos segundos, no te me pases.
Y no me cambies de hoja. Pongo mi nombre, para que sepas que pertenecemos.

“Instantánea eternidad”
Puntería exacta, disparo sin desperdicio. 51 segundos pasados.
Acto suicida, sin despedida. 53 promesas ya te hacía.
Tiempo caduco. Con 54 besos ya quería arroparte.
Sin tiempo. Te vi.
Sin dudas. Te viví.
En instantes. Concluyó. Concluí.

Y contigo la duración del tiempo.

Un minuto, quizá fue más, quizá menos. Tal vez fue una vida, dos o miles.

Once cuarenta y seis,
tiempo detenido, tiempo caduco.

 

Por: Sofia Salame 

Fotos: Andrea Florens

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s