A ti mi amor, todo lo que no te dije:

Quería decirle que lo extraño; que me hacen falta esas llamadas nocturnas donde a veces ni decíamos nada sólo nos quedábamos escuchando al otro estar del otro lado de la línea, hasta que uno de los dos se quedara dormido; quiero decirle que extraño verlo seguido por la universidad, que extraño su manera de reír, su manera de bromear, el olor de su perfume…

En fin extraño lo que eramos, y lo que pudo ser; pero a veces las cosas dejan de funcionar no porque alguien tenga la culpa sino porque el amor se muere; muere esa ilusión, muere la pasión, el nerviosismo que da cada vez que uno va a ver a esa persona y que repentinamente se transforma en paz al tenerlo al frente, murieron las ganas de enamorarnos todos los días, de decirnos cuanto nos queríamos, de decir cuanto nos preocupábamos el uno por el otro y todo lo dimos por hecho... Usted también se cansó y busco en otra mujer la emoción que yo ya no le daba, pero por alguna razón nunca me dejo ir; se aferraba tanto a mí que yo no comprendía que era lo que usted en realidad sentía; yo lo amé, lo amo y por eso me quedé hasta que ya no pude más con la decepción…

12819376_1723660474537294_2972277337298843302_o.jpg

No tiene caso que me aferre a algo que nunca va a pasar, no tiene caso si quiera que quiera ser su amiga, me lastimó de todas las maneras posibles pero hoy digo; ¡ya basta! Basta de pensar que con mi amor lo iba a poder cambiar, basta de pensar que lo iba a ayudar a olvidar los malos amores del pasado y basta de hacerme la tonta una y otra vez cada vez que me enteraba de que me engañaba con otra.

Hoy descubrí que hay un amor más fuerte y que en lugar de acabarse como el nuestro, éste sólo crece más y más en la medida que lo alimente.

Me di cuenta que no tenía caso seguir pensando que usted iba a despertar un día e iba a valorarme; si quería eso tenía que comenzar por valorarme yo misma y así lo hice; no puedo decir que ya lo olvidé porque a veces el amor hacía alguien es tan grande que no muere de la noche a la mañana, pero sí le puedo decir que ya no lloro por usted, porque a fin de cuentas me dejo algo positivo; me enseño a amarme a mí misma…

Colaboración por: Elie O

Sturmideenkind – Photography

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s