La llegada del amor de mi vida: mi hijo

Cómo agradecer tantas bendiciones, el aroma de tu esencia que embriaga mi alma cada mañana cuando abro los ojos y estás a mi lado.

El vaivén de tu voz que puedo escuchar hasta en los silencios que se dibujan entre tu cuerpo y el mío.

El tácito acuerdo que flota en el aire, me recuerda el amor tan profundo que pocos afortunados como yo pueden sentir a cada segundo que pasa.

La suerte tan perfecta hecha a la medida para mí, para ti. El contacto de tu tez con la mía, el calor que genera el entendimiento mutuo.

14518464_10153936325528317_1410521366_n

La vida, ésta vida, vida mía, vida tuya y ahora vida nuestra. Lo que existe y no existía, lo que ahora es y siempre será.

Jamás podré retribuir tanto como se me ha otorgado y ruego por poder conservarlo hasta el fin de los tiempos. Nuestros tiempos.

Te amo con toda mi alma y todo mi corazón.

 

Texto y fotos en colaboración de: Andrea Jaime

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s