Para cuando te des cuenta…

Cuando nos reencontramos, después de tantos años aquella tarde ya no tan niños ya no tan joviales, nunca imaginé que entre los dos se diera algo, nos reencontramos a destiempo.

Tu fallido matrimonio ya era un hecho y yo con mis continuas desilusiones amorosas…

Nunca imaginé que yo pasaría a ser tu confidente, tu amiga, la que guardaba tus secretos… nunca imaginé que pudiera nacer en mí un amor tierno, sin esperar que tú me correspondieras, pero luego entendí que yo para ti tampoco te era indiferente, pero mas sin embargo aquella noche en que abrimos nuestros corazones y nos prometimos intentarlo y que eso no afectara nuestra amistad, yo creo que fue lo peor que pudo haber pasado, porque ya sé que sientes algo por mí pero que aún tienes miedo.

11745592_672899489510493_8509397796675996842_n.jpg

Pero me queda claro que tú aún sigues en ese intento de dejar atrás todos tus tormentos, tus miedos tu falta de amor con tu ex pareja y aunque te he demostrado de sobra cuanto me interesas tienes miedo al amor, al amor que yo en ti logré despertar en tu corazón que estaba ya casi muerto.

Pero me pones loca, no de la manera en que sería lo ideal por decirlo, de un modo no muy coloquial pues me inquietas, me aceleras, me haces volar con tu falsa seguridad que no te permites ni me permites amarte de verdad.

11313147_656111311189311_2657233276246445973_o.jpg

Pero para cuando te des cuenta, yo ya no estaré de verdad pues me cansé de tus inseguridades, de que un día muy lindo conmigo y al otro ni te acordabas ni de que existiera.

Uno se cansa de tanto esperar, de que seas asertivo y que conmigo quieras luchar contra todo y contra todos.  Si tienes junto a ti a alguien que te quiera, te valore y te sepa respetar y sobre todo amar y no por tu dinero ni tus bienes materiales, si no por lo que tú eres como persona y ser humano, en verdad que no te entiendo, con tus acciones y tus dudas sólo me alejas y como dice la frase que suele utilizar mucho una gran amiga ¡ASÍ NO SE PINCHES PUEDE!

11136163_642721105861665_1624113494895375200_o.jpg

Para cuando tú te des cuenta que yo te quise y que tú nunca, nunca me supiste aprovechar, quizá ya sea tarde. Siempre te encerrabas en tu propia concha y no me dejabas ayudar, a sanar ese corazón tan tuyo pero herido de verdad.

Pero como este no es un cueto de hadas, es mejor retirarse antes de salir aún más lastimada. Me voy triste pero no derrotada. Sé que te lo di todo, te dije que te amaba y no fue suficiente.

Y para cuanto TÚ TE DES CUENTA, yo ya me habré ido sin voltear ni regresarte la mirada.

Jhoana Phoenix

Fotos: Sina Nikita Photography

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s