Contando mis defectos

Para empezar no soy de las atléticas que pudieran, siquiera, aguantar un maratón de 5k.

Soy demasiado apasionada y a veces esto se confunde con intensidad.

Detesto la mancha de mi nariz, que a veces, ni el maquillaje la puede cubrir.

No tengo ni el mejor cuerpo, ni el mejor carácter. Soy pésima perdedora.

Me obsesionan banalidades como: mi feed en Instagram. Veo demasiada TRASH TV y my current jams son reggaetoneras. Lo sé, que pena ajena.

A veces, creo de más en las personas, subo mucho las expectativas. A veces soy mandona, exagerada y la verdad, mi ortografía no me ayuda.

No, no soy la más inteligente y no me encantan mis orejas, estoy segura que son de diferentes tamaños.

Pareciera que no, que no tengo inseguridades, porque a veces mi personalidad emana confianza en esos tacones que me encanta acaparar -sí, ese es otro defecto culposo-

Sí. A veces me siento muy pequeña a comparación del mundo, a veces no encuentro motivación.

Y la verdad, la lista puede continuar y sí, sería muy larga.

“la lista de mis defectos, de mis supuestos defectos” 

Tengo miedos, bastantes. Unos serios y unos que no supero desde pequeña.

Sí. Lo has leído bien.

tumblr_static_1960s-60s-fashion-glasses-mod-models-favim.jpeg

La verdad, estos últimos años, los defectos no han desaparecido, al contrario, se maximizan. Hay días que solo los noto a ellos, pero los días en los que ni los noto -ni me interesan- son más.

Sí, ahí están. ¿Y luego? ¿Who cares?

Porque sí. He decidido no enfocarme, ni “clavarme” en ellos.

Es una batalla, que seguro, yo o cualquiera perdería.

Entre, lo que te gusta y lo que no, en lo que debes tener y lo que no, entre lo que ellos quieren y lo que deseas, lo que te gusta y lo que te debería de gustar.

Lo que aprueban.

Lo que debe de ser…

Y para ser sinceros, ya he entendido que siempre será una batalla perdida. Y sí, he bajado las manos, no lo pelearé pero tampoco me voy a sublevar y a esclavizar ante ello.

peinado-semiondulado-2013 (1).jpg

Siempre habrán esos dos caminos: el traumarte y vivir mal esclavizada a la idea de ser perfecta o el superarlo, amarte -literalmente- en imperfección y vivir bien o me atrevería a decir perfecto.

Yo he elegido la segunda opción. La he elegido, aceptado y abrazado.

Sí a veces detesto mis rizos incontrolables, a veces me invento miles de excusas para aplazar cosas como: ir al gimnasio o para comerme las papas en vez de las zanahorias.

¿Y qué?

Para eso es la vida, la única que tenemos. Soy humana y bien lo dice Ernst Fischer “mientras las maquinas son más y más perfectas y eficientes, se hace más claro que la imperfección es la mayor cualidad del hombre.”

Y eso lo ha dicho todo.

muj.001

Nunca voy a tener el cuerpo de Gigi Hadid, ni el pelo de Selena Gomez, ni la voz de Ariana Grande. Esas aspiraciones son irreales, tanto que ni deberían de ser aspiraciones, de nadie.

No tendré eso, ni tampoco lo quiero. Porque si lo quisiera, tendría que volver a nacer y ésta mamita (lol) no existiría y esooooo no sería bueno. AT ALL.

Hoy sé, que puedes desecharte o amarte, puedes bastarte y conformarte o puedes cuidarte.

Alma-vieja-copy

Y yo, yo escojo amarme por sobre todas las cosas, porque soy mía antes que de alguien más, porque no puedo esperar a que nadie me quiera, si yo no lo hago por mí misma. Porque todo viene y va, todos se quedan y se van y la que siempre estará aquí, serás tú misma.

Así que sí, basta de querer ser algo que no somos, basta de aspirar a ser algo que no seremos, basta de notar lo malo y de hundirse en defectos que a veces no tienen remedio y mejor vamos a engrandecer las virtudes, vamos a pulir lo positivo, vamos a explotar esa sonrisa tan bonita, esa capacidad de escribir, esa capacidad de ser buena amiga o las ganas de aprender.

Estoy segura que en ti y en mí, reside más lo bueno que lo “malo”. Y podremos no ser las más guapas o inteligentes, pero qué me dices de ese platillo que te sale tan bien, qué me dices de aquella vez que hiciste reír a una persona que tuvo el peor día, qué me dices del discurso que acabas de dar enfrente de 200 personas.

No esperes que te digan lo buena que eres en algo, lo bonita que te ves cuando ríes, lo interesante que dices en las platicas. No esperes a que te chuleen esa blusa que definitivamente no es talla 4 ni que tampoco te digan lo increíble que estuvo tu ensayo, ve y HAZLO TÚ MISMA. Date unas palmadas, acaricia tus heridas y quiérete en cada centímetro.

Puedo odiar no ser talla dos o no tener las abdominales y altura de Adriana Lima, puedo odiar mi voz al hablar por teléfono y mi incapacidad con los números, pero eso no dice nada de mí, ni de mis capacidades.

Greta-Tu-photography-freckles-

Dudaba publicar esto, pero bien lo dice mi bio:

Para mí, cuando dejas de sentirte vulnerable es ahí cuando te haces fuerte. Se vale tener miedos e inseguridades, pero cuando eres capaz de generar esa metamorfosis y de salir de tu cascaron… es ahí cuando cambias, creces y te fortaleces. Bien lo dice mi quote favorita: si no te desafía, no te cambia.

Nunca se sabe a quien ayudes, empezando por la que lo escribe.

Podemos literalmente seguir por la vida con estas inseguridades, reitero, nunca se irán a ninguna parte, al contrario, se expandirán y harán peores con el tiempo. O puedes abrazarlas. Amarlas, porque si lo haces, te estás amando a ti misma.

13221199_1175808902470130_7453520652360153696_o

Y eso es tan importante, porque olvida el “nadie te amará”, sino que es tan tan importante, porque eres tú misma. Esa totalidad capaz de hacer o deshacer, construir o destruir y no estamos hablando de un “algo banal”, pero si de un mundo: tu vida, tu historia.

Hoy lectorx, tengas la edad que tengas o seas del sexo que seas, te invito, a que de verdad aprecies y ames lo que está frente al espejo, de que cada día veas más lo positivo que lo negativo, a que te creas los halagos y no solo te sonrojes al oírlos y a que hagas de ésta cátedra que acabo de darte, un estilo de vida.

Deja de compararte con otros y compárate contigo mismx, aspira a ser la mejor versión de ti mismx, persigue tus metas y no te estanques en estúpidas frases como “odio mis orejas, mis pies o mi nariz”

Ve, aprecia todos tus colores, con sus diferentes matices, tonalidades y pigmentaciones.

Love yourself. Do it.

Mucho mucho amor, Sofia Salame

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s