Relaciones, cómo hacer que funcionen o no..

“Las relaciones son más difíciles ahora porque ya nadie se toma el tiempo de enamorar y mantener ese amor, las conversaciones se convirtieron en textos, los argumentos en llamadas, los sentimientos en indirectas, la palabra amor es utilizada fuera de contexto, la inseguridad se volvió una forma de pensar, los celos en hábito, engañar en accidente, y ser lastimado ahora es algo natural” (Anónimo)

Todos se preguntan por qué las relaciones de pareja ya no funcionan igual que antes, todos nos dejamos llevar por la idea que nos venden las películas, todos creemos que es algo sencillo; pero en realidad nadie dijo que sería fácil. La generación de los jóvenes estamos caracterizados por querer todo inmediato y vivir sólo en el aquí y en el ahora, por lo que se nos ha dificultado comprometernos en una relación, han cambiado porque se han subvalorado todos los factores necesarios para tener una relación de pareja exitosa.

Debemos saber que una relación de pareja no se construye de la noche a la mañana.

922463_449161185178305_552521522_o.jpg

Logramos tener una relación cuando nos conocemos a nosotros mismos, al saber las vulnerabilidades y fortalezas, al cambiar lo que nos es posible modificar y amar el resto aceptando la realidad del otro con sus defectos y virtudes. Si logramos aceptar lo que no nos gusta pero somos capaces de tolerar, podemos estar en la relación que todos buscamos.

La unión de dos personas es la unión de dos mundos y de dos historias, es fundamental tener amistad en el amor porque éste conlleva respeto e incondicionalidad complementándose a partir de sus diferencias. Dar de sí mismo al otro es lo mejor que tenemos para ofrecer al otro y debe estar balanceado con lo que el otro nos brinda.

“Es mucho más difícil arriesgarse a mostrarse ante alguien que realmente nos importa que ante otros que, en última instancia nos pueden juzgar, pero no son esenciales para nosotros”. Cuando pasa el enamoramiento y cuando amamos a alguien profundamente, tememos perderlo ya que dejamos que nuestra pareja vea dentro de nosotros sin importar el riesgo que enseñar la interioridad conlleva.

1510580_796094737151613_3787002567033825656_n.jpg

Además es importante compartir el crecimiento propio con el crecimiento del otro sin co-depender, tener un balance equitativo y justo de prioridades, comprometerse a formar un proyecto de vida y tener en mente que la vida como pareja tiene prioridad sobre las metas individuales.

“Es más fácil quedar bien como amante que como marido; porque es más fácil ser oportuno e ingenioso de vez en cuando que todos los días”. Las relaciones de pareja ya no son lo que eran, pero no necesariamente se tienen que inclinar hacia lo negativo, la sociedad está pasando la crisis que está viviendo porque la base de ésta es la familia y por lo tanto la pareja.

Así que no existe camino fácil para tener una relación plena, dejemos de buscar y de tomar el camino fácil, en una relación de pareja merecemos ser prioridad y tener a la persona como prioridad, compromiso, tolerancia y  respeto. Pero sobre todas las cosas ofrecer lo mejor de sí mismo que es darle al otro lo que tenemos para ofrecer.

13497832_1071031372991280_1971324502210295548_o.jpg

“El secreto del cambio es enfocar todo tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo” (Sócrates)

Las parejas tienen crisis predecibles y totalmente normales, el ser humano le teme al cambio ya que creemos que si cambiamos podemos no obtener la reacción esperada, por lo que optamos por quedarnos inmóviles en nuestra zona de confort, el cambio es necesario, el mundo todo el tiempo está en movimiento, para lograr avanzar como personas y como pareja debemos desarrollar la habilidad de surgir de la adversidad, recuperarse, adaptarse y transformarnos aceptando la coexistencia entre lo bueno y lo malo.

Nada es permanente, tenemos acciones que por naturaleza nos llevan al cambio y por consecuencia a la felicidad, la cual, se da por momentos y somos capaces de apreciarla sólo porque conocemos la tristeza, es por eso que buscamos estar satisfechos y no felices para que no sea algo momentáneo. Al pasar por situaciones difíciles que nos generan tristeza se nos quita el miedo del cambio y dejamos de angustiarnos tanto, así es como la satisfacción logra ser parte de nuestra vida diaria en pareja

11165166_851774861583600_2793045925107334506_o.jpg

Hay factores que nos hacen acercarnos o separarnos de nuestra pareja como la comunicación, el control de ira, el erotismo, la resolución de problemas y la forma de abordar la crisis.

Las palabras son un puente poderoso ya que tiene efecto irreversible, una vez que se expresa algo no podemos borrarlo ni lo podremos decir de la misma forma dos veces, aunque podría ser posible suavizarlo.

Para lograr una comunicación autentica debemos escuchar y eso conlleva no interrumpir al otro, reconocer que el otro es diferente y comprender antes de responder. Es sumamente importante ubicarse en el presente y evitar mencionar problemas anteriores o incriminar a otro como responsable del conflicto, así como cuidar en todo momento el tono, los gestos y las actitudes corporales. Sabiendo “que decir” no es suficiente, se debe actuar en el momento y contexto adecuado con tolerancia y respeto.

En todo momento hay que buscar el solucionar problemas y controlar la ira que es una reacción natural cuando percibimos un ataque o como defensa ante la frustración que nos impide actuar adecuadamente y nos distorsionan los hechos, existiendo una estrecha amenaza entre la ira y la autoestima, a veces es mejor retirarse en el momento oportuno y posponer la conversación. En la reconciliación es indispensable superar el resentimiento y asumir cuando hemos dañado a otra persona porque en caso de no hacerlo el perdón se torna más complicado de llevarse a cabo.

1009725_552468911514198_576038432_o.jpg

“Somos lo que somos y no lo que quieren que seamos”.

Toda pareja que exige que el otro cambie, acaba por disolverse. Hay que saber diferenciar entre lo que se quiere y lo que se puede esperar, debemos de manifestar nuestros sentires y escuchar los sentimientos y emociones del otro para que con eso seamos capaces de evaluar el precio que estamos dispuestas a pagar por llegar al equilibrio de tener una relación satisfactoria y recíproca. Pero el hecho de diferenciar entre lo que se quiere y lo que se puede esperar, es sólo para evitar el tener una idealización adolescente y por el contrario lograr tener un amor adulto pero no significa que nos conformemos con migajas de amor, debemos diferenciar lo que queremos y de lo que podemos esperar pero nunca mendigar amor sabiendo que esa persona puede dar mucho más y no lo está haciendo.

Texto: K. A.

Fotos: Alex Stoddard

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

2 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s