Te quiero, sin peros.

Te quiero, dos palabras tan fuertes, tan débiles. Calan, lastiman, arden y duelen rico.

Te quiero porque así te lo prometí, porque lo hemos trabajado para darle valor a cada una de las letras. Porque rebusqué en nuestros pasados y juntos decidimos unir nuestras historias para el mismo lado.

Y sí. Te quiero porque nunca hemos forzado esto, porque cuando hablamos de ti, hablamos de mí y viceversa, porque cuando hablamos de cada uno, hablamos de un nosotros.

Te quiero, porque a pesar de tener días sin qué decir, de quererlo dejar todo aquí… lo hemos construido juntos, sin perder la fe ni la convicción. Porque no te resignas en los días pésimos, porque te emocionas como el primer día y porque cuando me besas ya ni podemos parar.

…Porque nunca te has olvidado de hacerme sentir especial.

Y te quiero, te quiero tanto porque soy tan yo contigo, porque siempre tienes preparada mi taza de café, mi sonrisa, porque llenas mis días de detalles tan grandes.

… Y la razón por la que te quiero, es tan indescriptible, pues no necesitas peros.

Portrait-Photography-by-Ines-Rehberger-3.jpg

Y si los necesitas aquí te van…Te quiero porque amo y en vez detesto nuestros días juntos. Te quiero porque no sé que otra cosa decirte. Porque cualquier cosa es poca, porque siempre quiero regresar a ti… después de un arduo día de trabajo o un breve viaje…porque siempre me haces regresar a tus brazos, porque te añoro poquito y te disfruto de a poquito.

Te quiero, dos palabras que nos describen de todo. Te quiero aquí, te quiero cerca, te quiero allá en mi futuro, te quiero en estas buenas y en esas malas que tanto odiamos. Te quiero a secas, a profundidad y con toda la argumentación que quizás requieras.

tumblr_nv8lebW4D11uour6io1_1280

Y sí. Te quiero, lo hago. Porque me enseñaste a amar cada centímetro cúbico como si fueran grandes distancias de espacio, porque me enseñaste que una pequeña risa puede ser la mejor carcajada, porque me enseñaste que las almas si se reconocen.

Y te quisiera decir, que te quiero sin peros ni excusas, pues si las tuviera, esto sería un pretexto, una mentirilla.

Porque lo nuestro no tiene caducidad. Y si la tuviera, nuestros conservadores son más fuertes. Porque son muchos porqués para una tan breve explicación. Porque en silencios y a gritos te quiero a todo pulmón.

Sí, te quiero porque eres mi aire, porque eres mi plan favorito, porque eres mi pasatiempo consentido y mi más preciado universo.

Te quiero, así. Sin tanta argumentación, bien sabes tú.

INES-REHBERGER-GRAINEDEPHOTOGRAPHE-43.jpg

Te quiero, sin necesidad de describir versos, sin necesidad de recorrer historias, sin necesidad de ser redundante.

Te quiero y lo digo sin justificación, pues me has demostrado, que no es necesario tenerlas, solo vivir, comprobar de a poco con hechos.

Te quiero y no me olvido de como nos conocimos, porque te acuerdas de mis ansias y porque a pesar de mis temores, nunca me evitas. Porque sabes lo más horrible, porque conoces lo más oscuro, porque haces todo menos detestarme.

Me toca decirte te quiero, sin obstáculos, reparos u objeciones, porque eres simple, porque es simple decirlo, porque se me sale en cada sonrisa.

10714098_712872978829160_8858043452526176956_o.jpg

Te quiero sin peros, porque eres mi para siempre, porque quiero todo menos ponernos excusas, porque mis ganas para estar contigo son más fuertes que el no tenerte aquí.

Te quiero pero no quiero explicarte. Te sueño y te vivo. Y si todavía no lo sabes eres el dueño de cada latido, de cada gota de sudor y de cada paso que tiembla al caminar.

Te quiero, sin inconvenientes, reparos o correcciones. Porque lo hago y no es necesario explicarlo más.

Porque eres así y no dejas de serlo, porque tomas mi mano y siempre te muestras seguro -aunque tengas miedo-

Te quiero en tus diferencias, despeinado, distante y cercano. Te quiero, porque nunca he necesitado dudar de ello. 

Te quiero sin peros que contaminen nuestro anhelado infierno, nuestro trágico paraíso.

TE QUIERO: porque sé que no soy la gran cosa y aun así me amas como si fuera para tanto.

Texto: Sofia Salame

Fotos: Ines Rehberger

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s