Enamórate de una escritora

Enamórate de una escritora.

No de una pastelera que te llene de dulzura o una arquitecta que te construya edificaciones, tampoco de una luchadora que suelte golpes al aire o una psicóloga que descifre tu mente. Enamórate enteramente de la poeta y la prosaica, la sensible e insensible.

Enamórate eternamente de una escritora, que te cause problemas y te ame hasta las entrañas, que te alce y te deslice en impuestos, comas y ridiculeces.
Enamórate de una escritora que te estabilice y te invente de todo, que te descifre en sarcasmo y te construya en verbos indistintos.

Enamórate de la que te desafíe y te haga correr carreras largas, que te haga llegar a la meta cansado.

Enamórate de la que te haga pedidos, de la que invierta y no espere nada a cambio. De la que te dedique versos cursis y oraciones llenas de odio, ardor y pasión pura.

No te enamores de una modelo, la belleza es efímera e inexacta. Ni tampoco de una cantante, pues no lo valdrá, no como una escritora. La voz se caduca y la musicalidad envejece.
Enamórate enteramente de una escritora pues no aguantaras nada, te revolverás y por primera vez serás disléxico y quizás agnóstico. Enamórate de ella; que en silencios hace música, en el reflejo es musa y en cuestión un revolver, asesina, seductora, un problema… De la que te suma y multiplica, la que te espera y se hace esperar. Enamórate de la incoherente, de la redundante, de la de imperfecta ortografía.

Enamórate de la histérica y adicta al café, de la que le llama a sus plumas por sus nombres y de sus hojas hace cuentos chinos, de la que colecciona letras y en esas recuerdos. De la terca y deliciosamente intelectual, creativa, comerciante… de la que es todo, la que es completa, la que te complete y de vez, acompleje.

Enamórate de sus problemas y queveres, sus textos de agonía y de histeria, de su mente irreverente e incompleta, de sus ojos apasionadas y sus manos expertas. Enamórate del brillo de sus ojos, de su pasión al recitar un poema… de su voz al gritona o de su voz bajita y tierna.

Enamórate de la que te dedique textos. De la que se inspire en tus errores y de la que le coquetee a las letras pensando en ti.

Enamórate de su pasión, de su incomodidad y de todas las formas en las que construye y de-construye, de su capacidad de construir, construirlos. De sus ademanes y risas inocentes y pensamientos puros y de los otros, de su imaginación y de su forma de hacer una historia, LA historia.

Enamórate de su capacidad de procrear, inventar, presupuestar, escuchar, contactar y hacer de ti LA historia.

Por: Sofia Salame
IG @esssalame

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s