Cuando muera donaré mis orgasmos

image

El orgasmo (del idioma griego ὀργασμός) o clímax (del griego κλίμαξ, «escalera» o «subida») es la descarga repentina de la tensión sexual acumulada, durante el ciclo de la respuesta sexual, resultando en  contracciones musculares rítmicas en la región pélvica caracterizadas por el placer sexual”. Gracias, Wikipedia por tan fría información. Y es que ¿En qué momento algo tan hermoso cómo llegar a ese final donde sientes que tocas todas las estrellas de la galaxia se describe tan así? Cómo si fuera una ecuación matemática.

Y disculpen, pero un orgasmo es algo tan mágico que ni siquiera debería poderse describir, y para nosotras es algo que va más allá de nuestros prejuicios, miedos, tabúes, patrones y todas esas cosas que nos limitan a la hora de la intimidad. Así que si eres de esas mujeres que disfrutan el sexo y no paran hasta llegar al punto final, te felicito, porque nos tocó vivir en una época que pertenece a la delgada linea entre el pudor y la libertad. Esa época, espero que así sea, está quedando atrás; somos cada vez más las mujeres que elegimos una sexualidad libre, somos más las que deciden no enamorarse tras un “acostón”, somos más las que saben que una mujer es libre de disfrutar, disfrutarse, elegir y dejarse consentir. Y ojo, no hablo solamente de la actividad sexual en pareja, hablo también de algo tan hermoso como lo es la masturbación, en donde por unos largos minutos el mundo gira al rededor de ti y de tu placer.

Masturbarse es increíble, chicas, háganlo. Enciérrense en su cuarto y preparen una velada romántica; abran un vino, enciendan velas, pongan música y quiténse la ropa, la vergüenza y las máscaras; porque descubrir lo que nos llena de placer y nos lleva a ese hermoso orgasmo nos acerca un paso más al amor, y no hablo del amor romántico, hablo del amor a todo. El amor a tu cuerpo, el amor al momento y sobre todo el amor a ti misma.

Podrán llamarme intensa, y sí, así soy. Pero pasa que me di cuenta a los largo de los años que llevo en esta vida de “Adulta” que si no nos amamos la vida no nos ama y que la mejor forma de acercarse al amor propio es aceptándose a sí misma por completo y convertir tu vida en un orgasmo continuo: El orgasmo de la libertad de ser una misma; los orgasmos auditivos, esos que te enchinan todita la piel y te hacen viajar a través de las notas. Los orgasmos del “Presente”, en donde si dejas que tu mente guarde silencio podrás sentirte realmente conectada con lo que sucede a tu al rededor y estarás tan en el “ahora” que tendrás uno de esos orgasmos que nunca olvidarás al saberte dueña y señora de tu destino. También están  esos orgasmos que sientes cuando vences los miedos, cuando te atreves, cuando te liberas, cuando te quitas las máscaras.  En fin, los orgasmos se sienten todos los días a todo momento si te dejas ser, hay que saber que una se tiene que poner las “pilas” y dejarse ser, y esto significa trabajar en ti como mujer, no como una mujer cualquiera, sino como lo que eres: Una guerrera que no tiene miedo de llegar al éxtasis una y otra y otra vez a través de la creación de una vida llena de libertad y autenticidad.

Y entonces, sólo entonces, llega el día en que estás tan libre, en que realmente aprendes a sentir todita tu realidad cómo es, en que dejas de ser víctima y comienzas a ser tú, en el que tienes orgasmos vitales constantemente que a la hora de conocer a esa persona que tu eliges, para un día, para una semana o para un “para siempre que no es para siempre”, toda esa hermosa energía sexual que hay dentro de ti se entrega al otro, sin esperar, simplemente flotando el la simplicidad de la vida, en el disfrute, en el acabar y tocar las estrellas, en sentir que entre tus piernas hay algo tan húmedo que fluye sin miedos, en el permitirse darle al otro lo mejor de ti, en algo tan especial y mágico como lo es hacer el amor.

Así que a ti te digo, guerrera, que te masturbes, que tengas mil orgasmos, que conozcas lo que te hace vibrar, lo que te enchina la piel, lo que te llena de sed, que nades en mil sensaciones extansiantes, que te permitas ser, que te ames y que te vengas una y otra vez.

Texto por: Mari Carmen Abarca.

Anuncios

Autor: Mujereologia

El blog que vino a revolucionar la vida de las mujeres, el guilty pleasure de los hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s